El balón que todo lo puede

No estaría de más que el equipo empezará a ganar


El Valencia CF se juega su subsistencia en los despachos. Todo está en el aire y nadie es capaz de saber que sucederá en un futuro próximo. En estas, pasados 14 días, vuelve el fútbol. Y el resto de problemas parecen irrelevantes cuando empieza a rodar el balón. Cabe preguntarse cómo sería la actual realidad social del Valencia si el equipo de Djukic estuviera comandando la Primera División, o por lo menos, a tres puntos del primero como el Atleti. La deuda, casi seguro, sería la misma pero el ánimo no. Es evidente que lo importante en un club de fútbol es el fútbol. Este hecho es aprovechado por algunos para identificar y confundir las crisis deportivas con la gestión de la sociedad. El año pasado por ejemplo, había una crisis social evidente y se intentaba esconder detrás de la mala situación del equipo en los terrenos de juego. Llorente y alineados aseguraban que el ‘Llorente vete ya’ era producto de que no entrara la ‘pelotita’. Este año, el mal trance en el terreno de juego se utiliza para fustigar el trabajo directivo. Y ojo que son los mismos.  

Sí, la razón de ser del Valencia es el fútbol. Pero no se puede utilizar la omnipotencia del balón para hacer análisis torticeros. En ese sentido, la afición del Valencia está teniendo un comportamiento ejemplar y no se está dejando llevar por campañas interesadas. Ni este año, ni el pasado. Ahora, no estaría de más que el equipo empezara a ganar. Hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *