Rivalidades regionales y Vietto

Villarreal y Valencia mantienen una rivalidad sostenida, sobretodo, desde Castellón.


Empezábamos la semana en este editorial recordando que todas las categorías del Valencia CF han ganado en su visita a Villarreal esta temporada. Es un dato relevante porque la cantera del equipo groguet es, sin duda, una de las más reputadas del ámbito nacional. Al igual que sucede con el Levante, desde el equipo castellonense se tiende a mostrar al Valencia como el eterno rival a batir y no es así. Por masa social e historia ninguno de estos dos clubes reúne las características suficientes como para erigirse en adversario del club de Mestalla. No hay suficientes elementos comunes para comparar más allá de la proximidad geográfica.

Sin embargo, el Villarreal, a diferencia del Levante, tiene el poder que le confiere estar en manos de la familia Roig con todo lo que eso implica en la Comunitat Valenciana. Además, en los últimos años (descenso del equipo groguet aparte) el club castellonense ha competido de tú a tú con el Valencia. Esta semana, el periódico Mediterráneo, que dedica la mayor parte de su información deportiva al Villarreal, hablaba de cómo el equipo castellonense se había impuesto al Valencia esta temporada con la contratación de Vietto y el canterano argentino Leo Suárez.

El caso de Vietto tiene matices. No se puede reclamar espacio para el crecimiento de Alcácer y, a la vez, pedir que se fiche a cualquier delantero que se ponga en órbita. Sin embargo, conviene hacer una reflexión. Si Peter Lim, en vez de ser íntimo de Jorge Mendes fuera íntimo de Ayala, tal vez, ahora sería más rico. Si el accionista mayoritario del Valencia hubiera fichado a Vietto en vez de a Rodrigo se hubiera ahorrado 25 millones. Las comparaciones son odiosas y ya hemos expresado en más de un ocasión nuestra confianza absoluta en las capacidades de Rodrigo. Aún así, parece evidente que esta temporada el argentino está deslumbrando mientras que el hispano-brasileño no acaba de arrancar. El Villarreal, por lo menos, tiene algo con lo que consolarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *