Las lecturas del contrato Bankia-Mériton

La trinchera es muy sufrida


La semana pasada, como es sabido, se desvelaron los contratos entre Bankia y Mériton respecto a la compra del Valencia. En este sentido resulta especialmente revelador el artículo que publicamos ayer de Desmemoriats. Lo más curioso es que cada una de las partes sigue dando su versión para darle continuidad a sus tesis. La trinchera es muy sufrida.

Por la parte que nos toca reconocemos nuestro error de identificar a Bankia como el malo de la película. Al final, la entidad financiera ha sido la encargada de defender los intereses del Valencia CF. Lo que no pudo hacer Aurelio Martínez lo hizo Goirigolzarri. No fue por amor al club pero es un hecho que las garantías exigidas por Bankia benefician al Valencia. No en balde se suele decir que si le debes al banco mil euros tienes un problema pero si le debes 200 millones el problema es del banco.

Los papeles dejan en mal lugar a los que sostenían la idea de que Peter Lim se había hecho con el Valencia sin aportar nada. Pero no hay que volverse locos. Que no haya habido engaño significa sólo eso. Lo lógico es que Lim, por hacerse con la propiedad del club, adquiriera ciertos compromisos. Faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *