Alcácer como símbolo de los nuevos tiempos

La sostenibilidad del club pasa por confiar en la cantera


La renovación de Alcácer es muy importante por diversos motivos. Primero porque tiene 21 años y es el delantero centro de la selección española. Segundo porque es un producto de la factoría de Paterna y tercero porque se rompe con una serie de renovaciones frustradas que empezaron con Isco, siguieron con Jordi Alba y Bernat y acabaron con Carles Gil. Por fin el club se asegura no malvender a una de las joyas de la casa y, en el mejor de los casos, Alcácer será el buque insignia del Valencia del futuro.

Este es un hecho que dota de credibilidad a la filosofía Gloval. Las palabras se las lleva el viento y lo que hace falta es plasmar el discurso con acciones. La renovación de Rober también supone un triunfo del club y ahora sólo falta valorar en su justa medida a Gayà que puede ser considerado el lateral izquierdo con más proyección de Europa.

Sin duda, otra buena noticia es que Salva Ruiz y Tropi se hayan incorporado a los entrenamientos del primer equipo. Paterna atraviesa un momento de esplendor y el club, para ser sostenible, debe fundamentar toda su estrategia deportiva en la Academia. Hay mimbres de sobra y lo decimos, a diferencia de otros, con conocimiento de causa porque todos los fines de semana vemos, al menos, tres partidos de equipos de la cantera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *