Nuno a largo plazo

El club anunció ayer que el técnico portugués estará hasta el 2018


Renovar a Nuno por tres años es algo perfectamente lógico. La apuesta arriesgada se hizo el verano pasado destituyendo a Pizzi y trayendo a un entrenador sin apenas experiencia con el único aval del criterio futbolístico de Peter Lim que, por aquel entonces, no era dueño del club. Aquello fue una osadía rayando la temeridad. Ahora, con el empresario singapurense al frente del Valencia, lo natural es que se confíe en Nuno.

Ya detectamos en su día que el debate sobre la continuidad del técnico portugués era ficticio. No se entiende el proyecto de Lim sin Nuno. El empresario singapurense apostó por él asumiendo el coste de que se trataba de una medida impopular. La renovación, por tanto, entra dentro de una línea de actuación coherente.

La cuestión no es si Nuno ha hecho méritos suficientes como para merecer tal confianza. Esa discusión es del verano pasado aunque ahora haya más elementos de juicio. La cuestión es ver qué modelo de club se quiere ¿Si el Valencia acaba séptimo en Liga y es eliminado esta noche en Copa del Rey continuará Nuno? La idea, al hacerle un contrato de tres años, es que sí. Esto choca con la mentalidad resultadista tan extendida en el fútbol español pero encaja bien con la filosofía de hacer un proyecto a largo plazo  con unas bases sólidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *