La idea original

El Valencia debe revisar su manera de afrontar los partidos a domicilio


Ya se puede decir que el Valencia está atravesando una crisis de resultados. Dos puntos de los últimos doce posibles así lo atestiguan. La crisis de juego es más prolongada. Los excelentes resultados de principio de temporada tenían una receta muy sencilla: seguridad defensiva y efectividad en ataque. No se trata ahora de desmerecer esas victorias pero siempre lo hemos reseñado: fútbol poquito.

Entonces no había motivos para el triunfalismo de la misma manera que ahora no hay espacio para el derrotismo. El objetivo del Valencia sigue siendo la Champions y está en esa pelea, quinto clasificado a cuatro puntos del Sevilla que le precede en la tabla clasificatoria. Tampoco es cuestión de ir buscando excusas en relación a la edad de la plantilla o en el hecho de que Nuno lleve poco tiempo en el cargo. Todo eso se sabía y es responsabilidad propia. El Deportivo y el Granada también tienen entrenadores nuevos y ayer el gol del empate andaluz lo marcó un chico de 18 años.

Así pues, más que empezar con la crítica destructiva o la autocomplacencia promovida por Nuno, sería interesante analizar por qué el Valencia lo pasa tan mal fuera de casa gane o pierda. Tal vez el problema radique en la idea original. En la actitud con que el equipo afronta estos partidos. El Valencia debe salir a campos como Vallecas o Los Cármenes con mentalidad ofensiva, sin contemplaciones, sin especular. No hay por qué reverenciar el modelo del Atlético de Madrid como caso de éxito. Tenemos el ejemplo del Valencia de Benítez, un equipo defensivamente muy trabajado pero más valiente y generoso en su manera de entender el fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *