Seguridad defensiva

Mustafi y Otamendi forman la mejor pareja de centrales de la Liga en este principio de temporada.


Hace unos años Mestalla se relamía. Por fin el Valencia había encontrado una pareja de centrales a la altura de Marchena y Ayala, o Djukic, o Pellegrino, o Albiol, o incluso Bjorklund o Alain Roche. El gran Valencia de principios de milenio se construyó en torno a una zaga temible. Hombres que conocían su oficio y acumulaban virtudes. Sin embargo, hace unos años Mestalla se fue desencantando a golpe de fallos garrafales. Rami y Víctor Ruiz dejaron de cumplir con las expectativas demasiado pronto.

También en su día se vio a David Navarro como un digno sucesor de aquellos defensas míticos pero el de Puerto de Sagunto no acabó de cuajar y Raúl le hundió en la eliminatoria contra el Schalke. Otros como Ricardo Costa ni siquiera llegaron a crear esa ilusión y su paso por el club de Mestalla tuvo más sombras que luces.

Sin embargo, este año el Valencia parece que por fin ha encontrado dos baluartes defensivos que recuerdan a los zagueros de los mejores tiempos. Mustafi y Otamendi no parecen flor de un día como Rami y Víctor Ruiz. El Valencia, por tradición y por necesidad sólo estará en disposición de hacer algo importante con una defensa de garantías. Cabe también hablar de Vezo que salió del once titular sin haber cometido ningún fallo. El Valencia está de enhorabuena, vuelve a tener una defensa temible, vuelve a aspirar a todo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *