A vueltas con la cantera

Apostar por el trabajo realizado en la factoría de Paterna no tiene fallo aunque se falle


Llevamos algunos días hablando de la cantera. No es nuevo para nosotros porque, de hecho, somos el medio de comunicación que mayor cobertura da a lo que sucede en la escuela del Valencia CF. La novedad es que ahora la factoría de Paterna está en boca de todos tras el debut de Alcácer. Los medios nacionales y los locales sacaron cuentas de la cantidad de futbolistas que habían pasado por las categorías inferiores del club de Mestalla convocados para el último partido de la selección y la cifra es notable: Alcácer, Silva, Isco, Jordi Alba y Albiol.

También está sobre la mesa la renovación de Alcácer y esto nos lleva a hacer una reflexión. Ya que el club hace gala de su apuesta por la cantera no se entiende demasiado bien que al delantero de Torrent no se le renovara el año pasado cuando explotó con el primer equipo. Ahora, de nuevo, el jugador tiene la sartén por el mango en la negociación con su cotización subiendo como la espuma. Luego pasa lo que pasa y el ejemplo más claro y cercano es la venta por 11 millones de euros de Juan Bernat al Bayern Munich. Una cifra irrisoria dado el potencial y la juventud del lateral izquierdo valenciano.

Es preferible en cualquier caso arriesgar. El Valencia hace unos años le hizo un contrato de 1 millón de euros por temporada a Aarón Ñíguez. Un rotundo fracaso que hizo que el club de Mestalla perdiera 5 millones de euros. Tampoco se ha sacado ningún rendimiento económico a la última renovación de Guaita. Aún así, si sumamos todos los errores, todas las operaciones ruinosas por confiar en la cantera la cifra es ridícula con lo que se hubiera conseguido, por ejemplo, si se hubiera apostado por Isco, por Jordi Alba o Juan Bernat. Apostar por el trabajo realizado en Paterna no tiene fallo aunque se falle.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *