Todos los factores se juntan

El valencianismo mira al futuro con ilusión


Parece que ahora así, el valencianismo empieza una nueva etapa. Nos dicen algunas voces autorizadas que no somos conscientes del cambio que esto supone. La clave es que en la situación en la que se estaba el club cualquier variación estructural siempre es a mejor. Incluso el concurso de acreedores. Ya antes de la chapuza de la ampliación de capital y de las hazañas de Juan Soler el club había sido gestionado desde la falta de rigor.

A falta de la firma definitiva que aún puede tardar semanas parece que en breve se va a empezar a hacer efectiva la mano de Peter Lim en el Valencia. La clave, más que en Cancelo, habrá que buscarla en Enzo Pérez o el delantero estrella. Ya hemos comentado que, por lógica, un fondo de inversión difícilmente va a invertir 30 millones de euros en un jugador de 28 años sin mucho peso específico en el fútbol internacional hasta hace una temporada. Ese fichaje es propio de un club que busca la rentabilidad deportiva más que la económica. Nuno, André Gomes, Rodrigo y Cancelo fueron señales más o menos significativas pero lo de Enzo Pérez sería la prueba definitiva.   

Burocracia y Porxinos separan a Peter Lim de la mayoría accionarial del club. No parece mucha distancia. La alegría, por si acaso, ya se ha desbocado. No quedan entradas para el Naranja y Mestalla vestirá sus mejores galas. Con su piel a medio mudar pero con un aspecto irreconocible, espectacular. Todos los factores se juntan para que el valencianismo empiece a ser feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *