Victoria holgada de un Valencia solvente

El Valencia consigue la victoria con un partido práctico en el que fue superior al rival


Foto: Dulce Sotos - André marcó y fue el jugador más destacado

Foto: Dulce Sotos – André marcó y fue el jugador más destacado

La prioridad era ganar para alimentar la escuálida puntuación conseguida hasta el momento en Liga y se consiguió. Además, se dio la buena nueva de ver a André Gomes en su mejor versión. El Valencia todavía tiene mucho margen de mejora pero lo importante era la victoria y se obtuvo con cierta suficiencia.

Los cuatro nuevos marcadores, dos en el sector central y dos en cada uno de los fondos, funcionaron por primera vez a pleno rendimiento. Un hito en la historia de Mestalla cada vez más nuevo y más viejo.

Nuno despejó las dudas que había respecto al once con Cancelo y Gayà en los laterales y Piatti y Santi Mina en las bandas. El resto de jugadores fue el previsto con Jaume en la portería; Mustafi y Aderllan en el centro de la defensa; Javi Fuego, Parejo y André en la sala de máquinas y Alcácer en punta.

El partido empezó con los dos equipos tanteándose. El Málaga, en contra de lo que pronosticó Nuno presionaba arriba la salida del balón del Valencia en vez de estar replegado y al equipo blanquinegro le costaba elaborar la jugada desde atrás. André Gomes era el único con la suficiente lucidez como para aportar algo diferente.

Sin embargo, pasados los primeros diez minutos, el encuentro se empezó a parecer al que predijo Nuno. El equipo andaluz se encerraba en su campo y el Valencia debía buscar la manera para encontrar el hueco entre una maraña de futbolistas. Combinaba bien el equipo blaquinegro pero faltaba, como siempre esta temporada, más efectividad. Alcácer gozó de una clara oportunidad al cuarto de hora pero no logró conectar con el balón en una posición franca tras haber hecho un gran desmarque al primer poste. Poco después, en el minuto 18, tras una falta provocada por Santi Mina en el lateral del área, llegó el gol del Valencia. Piatti puso el balón en juego con potencia y con dirección hacia la portería, Charles lo desvió involuntariamente, despistó a Kameni y el esférico acabó alojándose en las redes.

El Valencia se ponía por delante en el marcador y Mestalla aplaudía a sus jugadores. El equipo de Nuno quería más y ahora tenía más confianza en sus posibilidades. Tampoco se estaba viendo un juego especialmente fluido pero no se pasaban apuros defensivos y la calidad de André Gomes proporcionaba chispazos en el fútbol del Valencia. Precisamente el portugués, en el minuto 32, consiguió el segundo tanto para su equipo. Recogió un rechace fuera del área tras un saque de esquina, se deshizo de dos contrarios con su potente zancada y remató con acierto sobre la portería.

El partido seguía con la misma dinámica, con el Valencia mostrándose superior y cómodo sobre el campo pero cinco minutos después del gol de André el Málaga pudo recortar diferencias. El árbitro señaló manos de Aderllan dentro del área en una acción en la que pareció que el balón le golpeaba en el pecho. Duda asumió la responsabilidad pero Jaume le adivinó la intención y consiguió desviar el disparo. Mestalla lo celebró como un gol y coreó el nombre del 'gato de Almenara'. El partido llegó al descanso y, por primera vez en la temporada, el público estaba satisfecho con su equipo.

En el segundo periodo el Valencia salió con la intención de mantener el ritmo y evitar cualquier tipo de confianza. El Málaga adelantaba líneas pero el equipo local estaba serio e intenso en defensa. El Valencia estaba haciendo un partido práctico aunque una pérdida de Parejo en posición comprometida soliviantó a la grada. Pero el equipo blanquinegro cada vez tenía el partido má controlado. Nuno decidió darle otra marcha a su ataque con la salida al campo de Bakkali por Piatti.

En el minuto 70 Parejo lo intentó desde fuera del área pero se encontró con una buena respuesta de Kameni. Pese a esa ocasión, el Valencia cada vez tenía menos presencia ofensiva. Nuno hizo el segundo cambio y Santi Mina se fue ovacionado del terreno de juego para dejar su lugar a Feghouli. Las constantes vitales del partido no eran muy altas. Nuno realizó la última sustitución en el minuto 80 dando entrada a Danilo por André. El partido en la segunda parte había sido bastante soporífero pero lo iluminó una gran jugada de Danilo que pisó área después de dejar atrás a dos defensores y fue derribado. El árbitro señaló penalti y se produjo una situación kafkiana. Alcácer le pidió lanzarlo a Parejo que se negó. Los gestos del delantero de Torrent provocaron que la gente se decantara por él y el capitán del Valencia tuvo que lanzar la pena máxima con la grada coreando el nombre de Alcácer. Parejo no falló volviendo a demostrar su personalidad.

El Valencia ganaba por 3-0. Un resultado que recordó a la mejor versión del año pasado aunque es un equipo menos convencido en su propuesta sí fue resolutivo y pudo conseguir tres puntos fundamentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *