Impotencia y tormenta

El Valencia no pasa del empate ante el Betis con un jugador más dentro del campo durante 45 minutos y el público despide a su equipo con cánticos de ‘Nuno vete ya’.


Foto: Dulce Sotos - Mustafi no tuvo demasiado trabajo en la segunda parte

Foto: Dulce Sotos – Mustafi no tuvo demasiado trabajo en la segunda parte

Tras la impotencia llegó la tormenta. El caldo de cultivo del verano y la pitada del día de la presentación anunciaban un inicio de temporada movido si el Valencia no conseguía sacar los resultados adelante. Hoy, contra el Betis, se materializó esa tendencia cuando Mestalla despidió a su equipo con el cántico de 'Nuno vete ya' tras un partido en el que el equipo blanquinegro mostró muchas carencias ofensivas ante un rival con un jugador menos durante 45 minutos. No fue capaz el Valencia de aprovechar la ventaja. El día de la reconciliación se rompieron ciertos códigos que van a ser difíciles de restaurar.

Dos horas antes todo era diferente. Como suele ser habitual cada vez que juega el Betis en Mestalla hubo una nutrida presencia de seguidores verdiblancos en el coliseo valencianista que presentó un aspecto espléndido. La afición blanquinegra recibió con entusiasmo a su equipo pese al reciente traspiés europeo.

Nuno hizo rotaciones pero controladas. La columna vertebral del equipo con Mustafi, Abdennour, Fuego y Parejo no tuvo descanso. El entrenador portugués alineó, además, a Barragán, Orban, André Gomes, Feghouli, Rodrigo Moreno y Alcácer con Jaume defendiendo la portería

Mientras el Valencia trataba de tomarle el pulso a su nuevo dibujo táctico, un 4-4-2 con André escorado a la banda izquierda y Alcácer y Rodrigo de delanteros, el Betis ya estaba bien posicionado en el campo y asumía la iniciativa del juego. Los primeros diez minutos pasaron sin que el Valencia fuera capaz de enlazar tres pases seguidos. El primer acercamiento blanquinegro a la portería defendida por Adán se produjo al cuarto de hora con un centro de Feghouli que no generó excesivo peligro. Al menos esa acción significó el punto de partida del dominio del Valencia. Empezó a aparecer André Gomes y Feghouli que está en un momento de forma espectacular. El argelino se fabricó una ocasión de la nada haciéndole un sombrero a su marcador orientado hacia al área y enganchando un remate muy peligroso. Al Valencia le había costado entrar en el partido pero empezaba a carburar.

Las arrancadas de André Gomes por la izquierda aclaraban el panorama y la movilidad de Alcácer generaba espacios en posiciones ofensivas. Rodrigo, sin embargo, estaba desacertado y no lograba darle continuidad a las jugadas. Tampoco estaba apareciendo demasiado Parejo. Aún así, ambos jugadores fueron protagonistas de una ocasión clara cuando el centrocampista de Coslada puso un centro al área desde una falta lateral y Rodrigo consiguió conectar un cabezazo que se fue por poco.

El partido estaba igualado con la posesión repartida. El Valencia trataba de buscar el contragolpe cuando recuperaba el balón en posiciones defensivas y por esa vía daba mucha sensación de peligro. Faltaba, tan sólo, un poco de precisión. Se llegó al final de la primera parte y el público de Mestalla que había empezado con ganas de fútbol y de ver jugar a su equipo se había quedado frío.

Nuno realizó el primer cambio en el descanso dando entrada a Bakkali por André Gomes. El jugador portugués, recién salido de la lesión, había sentido algunas molestias en los primeros 45 minutos. El futbolista belga provocó la segunda amarilla de Ceballos que no tuvo otro remedio que pararle en falta en una acción en el centro del campo. La segunda parte empezaba muy bien para el Valencia que tenía 40 minutos por delante para doblegar a un Betis con un jugador menos.

El Betis decidió replegarse atrás y el Valencia estudiaba la manera de poder penetrar en la poblada defensa visitante. El equipo local, al igual que contra el Mónaco, insistía en el juego por bandas para acabar colgando el balón al área sin demasiados resultados. Se jugaba exclusivamente en el campo del Betis pero el Valencia no encontraba huecos en el entramado defensivo de los visitantes.

En el minuto 64 se produjo el segundo cambio en el Valencia y salió al campo De Paul por Orban. El Valencia se recompuso tácticamente con una defensa de 3 formada por Abdennour Mustafi y Barragán. Se llegaba a los últimos 20 minutos de partido y la situación en Mestalla era complicada porque el Valencia no era capaz de generar ocasiones verdaderamente claras pese al dominio absoluto. El Valencia, cual pelota de frontón, rebotaba contra la pared una y otra vez. No había fisuras en la muralla del equipo andaluz o, al menos, el Valencia era incapaz de encontrarlas.

Nuno agotó las sustituciones en el minuto 81 dando entrada a Santi Mina por Rodrigo Moreno que fue despedido con una pitada. En el minuto 86 parte del público entonó por primera vez el 'Nuno vete ya' durante un espacio de tiempo muy reducido pero con bastante sonoridad. Santi Mina la tuvo en el minuto 88 pero tras u buen control su disparo en una posición bastante buena no fue acertado. Quedaba el último aliento por parte de la grada y el último esfuerzo en las piernas de los jugadores.

Pero no pudo ser. La impotencia invadió Mestalla sobre el terreno de juego y la grada. El coliseo valencianista sentenció al técnico del Valencia y los cánticos en su contra arreciaron. La tormenta está servida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *