Bálsamo en El Molinón

El Valencia consigue su primera victoria en Liga en un partido muy sufrido con un gol de Alcácer en el tiempo añadido


El Valencia cosechó una sufrida victoria en El Molinón. El partido se pareció mucho al estreno en Liga en Vallecas. El equipo de Nuno hizo una gran primera parte generando ocasiones pero sin efectividad. En el segundo tiempo, sin embargo, el Valencia se diluyó y el partido podría haber acabado con el resultado favorable a los locales. La historia de Vallecas, afortunadamente, no se repitió y Alcácer permitió que el Valencia sumara su primera victoria en Liga

Nuno debía tomar una decisión fundamental antes del partido y se decantó por Jaume para defender la portería del Valencia. El resto del equipo fue el esperado con Cancelo, Gayà, Abdennour, Mustafi, Javi Fuego, Enzo, Parejo, Piatti, Feghouli y Negredo.

El partido empezó con los dos equipos bastante intensos y sin que hubiera un dominador claro. La primera llegada clara fue a favor del Sporting. Jaume, en su primera intervención, sacó un disparo muy peligroso y muy ajustado. El portero de Almenara, que hacía su debut con el primer equipo en competición oficial, afianzaba su confianza.

El Valencia trataba de llevar la iniciativa del partido pero el Sporting juntaba bien las líneas y dificultaba la transición del balón del equipo blanquinegro. Al cuarto de hora de nuevo Jaume volvió a estar providencial al desviar un disparo fuerte y abajo del jugador sportinguista.

La ocasión sirvió para que el Valencia se metiera más en el partido. En una acción posterior Bernardo le dio un codazo en el área a Piatti que bien podría haber sido considerado por el árbitro como penalti e, incluso, expulsión por la agresión. El equipo de Nuno intensificaba su dominio sobre la portería defendida por Cuéllar. Ahora el Valencia sí conseguía hacer la transición del balón de forma precisa y los jugadores de banda, Feghouli y Cancelo por la derecha y Piatti y Gayà por la izquierda empezaban a aparecer.

A la media hora de juego hubo otra acción polémica en el área del Sporting. En esta ocasión fue Dani Parejo el que acabó derribado tras una espectacular jugada de Cancelo por la banda derecha. El capitán del Valencia recibió la tarjeta amarilla del colegiado que interpretó que Parejo se había dejado caer voluntariamente. Después lo intentó Negredo con un disparo algo forzado pero peligros. El Valencia, en cualquier caso, estaba acumulando méritos para ponerse por delante en el marcador. En el minuto 35 Feghouli sirvió un excelente balón al corazón del área para que Piatti rematara ligeramente desviado. El partido se empezaba a parecer peligrosamente a la primera parte de Vallecas en la que el Valencia generó muchas ocasiones pero sin llegar a perdonar la portería rival.

La segunda parte empezó con la misma dinámica: el Valencia jugando en campo del Sporting y llegando a la portería defendida por Cuéllar. La ocasión más clara fue una de Parejo que remató al larguero desde dentro del área un centro de Enzo Pérez desde la izquierda. Aún así, el equipo local se mostraba más ambicioso que en los primeros 45 minutos. La balanza se igualaba en el terreno de juego y se imponía empezar a mover el banquillo. El equipo de Nuno había perdido frescura y clarividencia. Negredo fue objeto de otro penalti en el minuto 62 cuando el central Bernardo impidió de una forma bastante aparatosa que el Tiburón cogiera la posición.

Nuno decidió hacer la primera sustitución poco después dando entrada a André Gomes por Enzo Pérez. Era evidente que al Valencia no le valía con sumar un sólo punto. La entrada del centrocampista portugés le dio al equipo blanquinegro más ímpetu y verticalidad. André Gomes asumió la responsabilidad del juego ofensivo. El partido se convertía en una moneda al aire. Jaume tuvo que hacer una triple parada de mérito y antes Guerrero había desaprovechado otra gran ocasión. Nuno hizo el segundo cambio en el minuto 75 y dio entrada a Alcácer por Negredo. Poco después, el técnico del Valencia agotó las sustituciones cuando Piatti dejó su sitio en el campo a Bakkali. Pero la situación, con los cambios, no mejoraba. El Sporting en el minuto 85 tuvo el partido muy cerca pero milagrosamente el balón no entró pese a pasearse muy cerca de la línea de gol.

También la tuvo Feghouli en el minuto 87 cuando su centro fue desviado por un defensor y estuvo a punto de sorprender a Cuéllar. Fue la antesala del gol de la victoria del Valencia. En una buena combinación con un toque mágico de Bakkali ante la salida de Cuéllar, Paco Alcácer se impuso en el salto al defensor y consiguió, por fin, alojar el balón en las redes de la portería sportinguista.

Tres puntos necesarios que sirven de bálsamo para el equipo de Nuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *