Decepcionante estreno

El Valencia no pasa del empate ante el Deportivo de la Coruña en un partido donde se reprodujeron las carencias de juego del año pasado pero no se repitió la facilidad para ganar.


Puede dar la sensación de que por ser principio de temporada hay margen de error pero no es cierto. El empate de hoy en Mestalla contra el Deportivo lo arrastrará el Valencia como una losa durante toda la campaña. Tres puntos que se daban por supuestos hace dos meses cuando se conoció el calendario liguero. Pero el estreno en la competición de la regularidad en Mestalla fue decepcionante. La primera parte, concretamente, dejó muy malas sensaciones. El resultado de empate es justo pese a que el Valencia mejoró en el segundo periodo.

Nuno hizo rotaciones aunque mas limitadas que en Vallecas. Lo que se empieza a evidenciar es que esta temporada no va a ser fácil adivinar las alineaciones del Valencia porque el técnico portugués parece dispuesto a repartir minutos entre todos los componentes de la plantilla. En esta ocasión partieron de inicio para enfrentarse a Deportivo de La Coruña Ryan, Barragán, Mustafi, Vezo, Gayà; Fuego, Barbosa, De Paul; Mina, Rodrigo y Negredo. Nuno volvió a insistir con el 4-2-3-1 que tan buen resultado le dio al equipo en Mónaco. En esta ocasión Barbosa y Fuego actuaron como mediocentros y De Paul más adelantado.

Gran ambiente en Mestalla para recibir al equipo recientemente clasificado para la Champions. EL partido empezó con los dos equipos tanteándose. Desde luego, el Deportivo no había venido a Mestalla a encerrarse. En el minuto 3, de hecho, Luis Alberto pisó el área con mucho peligro. La jugada acabó en un posible penalty que el árbitro no consideró y el jugador blanquiazul no protestó.

El partido no tenía ritmo y el centro del campo era para el equipo visitante. A partir del primer cuarto de hora el Valencia fue poco a poco tomándole el pulso al partido aunque seguía habiendo demasiadas imprecisiones. Una ocasión del Dépor en el minuto 24 generaron las primeras dudas en la grada. El equipo gallego estaba bien colocado en el campo y al Valencia le costaba hacer la transición defensa-ataque. La ausencia de Parejo se estaba notando.

En el minuto 38 llegó el tanto de los visitantes. Se veía venir. Lucas Pérez marcó un auténtico golazo desde la frontal del área con un disparo con rosca imposible de detener para Ryan. El Valencia necesitaba darle otro impulso al partido. El equipo de Nuno reaccionó y antes del descanso consiguió empatar el encuentro. Rodrigo sacó de esquina, Santi Mina arrastró a toda la defensa y tocó el balón de cabeza para el segundo palo donde se encontraba Negredo dispuesto a alojar el balón en las redes sin oposición. El árbitro señaló el camino de los vestuarios con la evidencia sobre el campo de que si el Valencia apretaba iba a tener muchas posibilidades de ganar el partido.

El paso por los vestuarios trajo un cambio táctico. El Valencia cambió el sentido del triángulo en el centro del campo y Danilo se situó en paralelo a De Paul dejando a Fuego como único mediocentro defensivo. Pese a la nueva disposición la zona ancha seguía siendo para el equipo gallego que estaba cómodo sobre el terreno de juego.

El Valencia generó una ocasión muy clara raíz de un saque de falta en la frontar del área que De Paul puso en el segundo poste. Tras tocarla Vezo el balón llegó a Danilo Barbosa y el remate del brasileño fue desviado por Lux en la misma línea de gol. La oportunidad sirvió para que Mestalla volviera a alentar a los suyos. También lo intentó Danilo en el minuto 58 con un disparo desde fuera del área tras una gran jugada personal. El Valencia daba síntomas de mejoría pero seguía sin funcionar en la zona de creación.

Nuno decidió hacer las primeras sustituciones en el minuto 62 dando entrada a Parejo y Feghouli por Danilo y Santi Mina. El Dépor empezaba a proteger su botón tratando de perder tiempo. La entrada de Parejo tuvo el efecto esperado, los dos primeros balones que tocó descongestionaron la salida del balón del equipo blanquinegro. En el segundo, el cuero acabó en las botas de De Paul que avanzó hasta el área golpeó el balón con mucha intención obligando a Lux a realizar una gran estirada para detener el balón. El rechace cayó en las botas de Feghouli que ganó la línea de fondo para sacar un centro potente que, inexplicablemente, Negredo no llegó a golpear. En cualquier caso, el Valencia iba definitivamente a por el partido. Ahora Mestalla sólo pitaba al rival por perder tiempo.

En el minuto 75 Nuno decidió sustituir a Negredo por Alcácer lo que desató las iras de Mestalla contra el entrenador portugués. El delantero de Torrent envió un misil desde fuera del área nada más entrar. El Valencia merodeaba el gol. Volcaba el juego por la derecha con Barragán y Feghouli. Hasta el minuto 83 cuando el lateral gallego fue expulsado. No fue la mejor noche de Barragán que mereció salir del campo antes por sus continuas faltas.

Se llegaba a los minutos finales y las expectativas estaban por los suelos. Aún así, lo siguió intentando el Valencia. Con prisas y de forma desorganizada. Y la tuvo Alcácer tras un pase interior de Feghouli que dejó al delantero de Torrent sólo ante Lux. El balón venía llovido y no era fácil pero el '9' blanquinegro consiguió golpearlo. Desafortunadamente el portero del Dépor consiguió desviar el disparo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *