Penúltima oportunidad

El Valencia visita al Espanyol con la soga al cuello. A dos puntos de la salvación y a uno del descenso directo la opción de la promoción parece, cada vez, menos mala. El Espanyol, por su parte, no se juega nada


La semana pasada el Mestalla andaba pensando en dar caza al Sant Andreu para salir de la posición de promoción pero, tras el partido contra el Prat en el que se consiguió empatar en el último minuto, las fuerzas parecen concentrarse en no descender directamente. Eso sí, si el filial es capaz de ganar en Barcelona habrá que seguir atentamente qué hace esta tarde el Sant Andreu en casa frente al Olímpic de Xàtiva. El equipo catalán se encuentra actualmente a 3 puntos del Mestalla y debe rendir visita a Valencia en la última jornada.

El partido que encara el equipo dirigido por Curro Torres frente al filial perico no será fácil. El hecho de que los espanyolistas no se jueguen nada porque se encuentran en la zona media de la tabla es una arma de doble filo. La falta de presión puede hacer que los blanquiazules se relajen o que saquen a relucir su mejor fútbol. En cualquier caso, a priori, las características de juego de un filial suelen beneficiar al fútbol que propone el Mestalla. En el partido de ida la partida la ganaron los blanquinegros pero sólo en el marcador. Aquel día el Espanyol sobre el campo hizo más méritos para llevarse la victoria.

Curro Torres, para esta ocasión, podrá disponer de Gayá que acude donde más se le necesita: una semifinal europea o un partido agónico de Segunda B. El Mestalla sigue contando con las bajas de Carlos Delgado y Kaiser en el centro de la defensa y en la plantilla se han quedado de forma definitiva los juveniles Tendillo, Fernando Cano y Sito que será duda hasta última hora por molestias físicas. Estos tres jugadores no han viajado con el juvenil A para disputar la Copa de Campeones en Almería.

La llegada de Curro Torres hace tres jornadas ha cambiado al equipo en positivo. El Mestalla ahora busca jugar más el balón, ya no abusa del juego directo buscando a Chumbi y la aportación de los juveniles ha sido un soplo de aire fresco. Aunque cabe recordar que Nico Estévez en sus últimos partidos ya confió en los más jóvenes. Sin embargo, pese a la evidente mejoría, el empate de la jornada pasada en casa frente al Prat ha dejado al Mestalla en una posición más que delicada. El filial se juega la vida: se juega su permanencia en Segunda B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *