Cambio de dinámica

Curro Torres se estrena en el banquillo con la intención de cambiar la racha de resultados del filial que se la juega contra Huracán. El Mestalla necesita la victoria para aspirar a abandonar el puesto de promoción a Tercera.


Normalmente, cuando se cambia a un entrenador sin que haya acabado la temporada, como es el caso del Mestalla, es porque se quiere revertir la situación de un equipo en apuros, o por lo menos, que no está cumpliendo con los objetivos marcados. A veces, sólo esta acción en sí misma, transforma la realidad de los jugadores y permite que los resultados mejoren. Esa es, sin duda, la intención de la Dirección Deportiva del Valencia CF que, a principios de semana, anunció el despido de Nico Estévez y el ascenso de Curro Torres del cadete A al Mestalla. En este sentido, en el cambio de dinámica, ha insistido el nuevo entrenador del filial con los hechos, de la manera más directa, es decir, cambiando los hábitos de trabajo. El Mestalla, por primera vez en la temporada ha entrenado a puerta cerrada. Tal vez, también puede haber influido en esta decisión que el rival de hoy sea un vecino de la ciudad, el Huracán. Además, hemos podido saber que, junto a las formas, también se han modificado los métodos de trabajo. En definitiva, parece que la premisa es empezar de cero con un grupo de jugadores que llevan nueve partidos sin conocer la victoria. Veremos si la receta es suficiente para encontrar el punto de inflexión. Lo cierto es que el equipo necesita la victoria si quiere aspirar a salir del puesto de promoción a Tercera esta misma semana. Se encuentra a un sólo punto de la permanencia o, lo que es lo mismo, del Sant Andreu, equipo que le precede la tabla.

Las intenciones de Curro Torres son una incógnita. Nico Estévez, en los últimos partidos, por necesidad y convicción había empezado a contar con varios jugadores juveniles para el filial. Veremos si el nuevo técnico continúa con esta dinámica o confía en los integrantes más veteranos de la plantilla. Aunque en este punto, como decimos, también interviene la necesidad. El Mestalla cuenta con las bajas de dos centrales: Carlos Delgado y Kaiser. Curro Torres puede resolver estas bajas con gente de la vieja guardia, casos de Ayala, Zahibo o Salva Ruiz o puede recurrir a Tendillo, que hizo un buen partido en Villarreal con el Mestalla. También ha entrenado con el filial el lateral izquierdo del juvenil B Lato. En su caso el premio de ascender dos categorías le ha comportado perderse el viaje con su equipo a Doha.

Viendo el fútbol practicado por el cadete A se puede considerar que a Curro Torres le gusta que sus equipos sean protagonistas. Busca la posesión del balón pero no como un mantra irrenunciable, sino para llegar con verticalidad a la portería con transiciones rápidas. El cadete A es un equipo con la línea de presión adelantada que trata de recuperar el balón en zonas comprometidas para el rival. No sabemos si esta idea de fútbol la podrá extrapolar al filial o, directamente, tiene otros planes para el Mestalla. Al fin y al cabo estamos hablando de dos equipos y dos categorías muy diferentes.

Enfrente estará el Huracán que apura sus opciones para conseguir una plaza de promoción de ascenso. En realidad, tras la victoria del Elche ayer y a falta de seis jornadas para que se acabe la Liga, el partido de hoy es una final para ellos. Se da la paradoja de que el equipo de Manises echa de menos a Nico Estévez, o por lo menos, los resultados que obtuvo el ex técnico de Mestalla la temporada pasada. El Huracán es un equipo que baja su rendimiento a domicilio. Su estilo de fútbol físico y directo se ajusta a las condiciones del campo de Manises cuando juegan como local. Un terreno de juego de reducidas dimensiones y de césped artificial. El entrenador, Iñaki Alonso, tiene un nómina a un puñado de futbolistas que han pasado por las filas del Valencia: Amarilla, Perona, Villar, Tomás Ruso, San Julián y Pablo Morgado no se sentirán extraños en las instalaciones de la Ciudad Deportiva de Paterna.

Así pues, el Antonio Puchades vivirá un duelo a cara de perro entre dos equipos que necesitan la victoria urgentemente. Esperemos que el cambio de entrenador, el cambio de dinámica, suponga también un cambio en la línea de resultados del filial. Amunt Mestalla!    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *