Punto positivo

El filial consigue un punto frente al Ilicitano en un partido con pocas ocasiones de gol. Jugaron cuatro juveniles, tres de los cuales debutaron en Segunda B. Con este resultado, el Mestalla continúa en promoción de descenso.


Foto: Dulce Sotos Valero - El Mestalla abusó de los envíos por alto a Chumbi

Foto: Dulce Sotos Valero – El Mestalla abusó de los envíos por alto a Chumbi

Foto: Dulce Sotos Valero - El Mestalla lo intentó a principio de la segunda parte

Foto: Dulce Sotos Valero – El Mestalla lo intentó a principio de la segunda parte

Foto: Dulce Sotos Valero - Manu Molina durante el partido

Foto: Dulce Sotos Valero – Manu Molina durante el partido

Foto: Dulce Sotos Valero - El juvenil Sito debutó con el Mestalla y jugó esde el principio

Foto: Dulce Sotos Valero – El juvenil Sito debutó con el Mestalla y jugó esde el principio

Foto: Dulce Sotos Valero - El juvenil Fernando Cano salió en la segunda parte en su debut en Segunda B

Foto: Dulce Sotos Valero – El juvenil Fernando Cano salió en la segunda parte en su debut en Segunda B

Foto: Dulce Sotos Valero - Lato del juvenil B salió en la segunda parte

Foto: Dulce Sotos Valero – Lato del juvenil B salió en la segunda parte

Foto: Dulce Sotos Valero - Partido muy disputado en el Antonio Puchades

Foto: Dulce Sotos Valero – Partido muy disputado en el Antonio Puchades

Más expectación de lo habitual en el Antonio Puchades. Buena entrada en la tribuna y lleno absoluto en el palco. El presidente Amadeo Salvo, el director general Luis Cervera, el segundo de Pizzi Manuel Suárez, los futbolistas Paco Alcácer, Míchel Herrero y Fede, y otros más habituales como Ricardo Costa, Rufete o Ayala, no faltaron a la cita.

Decíamos en la previa que al Mestalla sólo le valía ganar pero, visto lo visto sobre el campo, y dadas las ocasiones del Elche en el último suspiro, se puede considerar que el empate es bueno y merecido. El once de Nico Estévez presentó como grandes novedades la presencia de dos futbolistas del juvenil A: Tendillo en el centro de la defensa y Sito como extremo izquierdo. Alberto Tendillo empezó la temporada en la plantilla del Mestalla pero después se intercambió equipo con Kaiser y pasó al juvenil de División de Honor. Nico Estévez, ante la ausencia de Carlos Delgado por lesión y la larga inactividad de Kaiser por problemas físicos echó mano del hijo de Miguel Tendillo que rindió a buen nivel en su vuelta a Segunda B. Por su parte, Sito ha tenido premio tras haber pasado la mayor parte de la temporada lesionado. Es un futbolista de banda izquierda, rápido y con desborde y que pone buenos centros. Nico Estévez, como comentó al final del partido, lo conoce desde infantiles. En un principio, Rober ocupó la demarcación de mediapunta y Álex Cortell la banda derecha pero, al cuarto de hora, intercambiaron las posiciones.  

El partido empezó con el Elche asumiendo el protagonismo. El equipo dirigido por Vicente Mir ocupa la sexta posición y no es cuestión de suerte, no en la jornada 31. Causó muy buena impresión desde el principio el mediocentro Omgba. Liviano pero fuerte y con gran capacidad para leer el fútbol, para saber qué hacer en cada momento y ejecutarlo con eficacia y calidad. Así, el Elche dominaba a posesión del balón pero no incidía en la portería defendida por Álex Sánchez. El filial valencianista se mostraba sólido en defensa y no concedía facilidades. A diferencia de los últimos partidos, la delicada situación en la tabla no pasaba factura en los nervios de los jugadores. El Ilicitano sólo pudo crear peligro con un lanzamiento de falta en el minuto 10 que despejó a córner Álex. El Mestalla en ataque, para bien y para mal dependía de Rober. Para bien cuando le salía la jugada y para mal cuando no. El extremo derecho del filial tuvo un partido de más a menos hasta que acabó por no salirle nada. Chumbi gozó de una ocasión mediada la primera parte y Salva Ruiz, antes de llegar al descanso, envió un potente disparo desde el pico izquierdo del área que salió desviado por poco. El árbitro enviaba a los dos equipos a los vestuarios y, sobre el campo, se había visto a dos conjuntos contenidos, más pendientes de no encajar que de marcar.

En la segunda parte el Mestalla salió con más determinación en busca del gol. Esto sirvió para que, a los diez minutos, un centro de Rober desde la banda derecha se paseara peligrosamente dentro del área sin que Manu Molina pudiera conectar el remate. La mejoría del filial valencianista obtuvo respuesta a partir del 60 cuando el Ilicitano volvió a hacerse con el control del juego. Nico Estévez decidió mover el banquillo y dio entrada a Fernando Cano por Sito. El extremo izquierdo acusó el cambio de categoría y le faltó algo de presencia en el terreno de juego. Aún así, completó un buen partido. Por su parte, Cano es un futbolista talentoso que suele actuar en la posición de mediapunta o de mediocentor organizador. En esta ocasión, jugó la banda izquierda. El Mestalla abusaba de los envíos en largo a Chumbi, algo que se ha convertido en norma a lo largo de la temporada. Es cierto que el delantero murciano es un portento en los balones aéreos y es un recurso muy válido para desahogar el juego pero, en muchas ocasiones, se ha convertido en la vía más utilizada como argumento ofensivo. A la media hora de juego Tendillo se tuvo que retirar del campo con molestias y su puesto lo ocupó Lato. El lateral izquierdo del juvenil B debutaba con el filial con sólo 16 años. Esto supuso que Salva Ruiz pasara a la posición de central. Lato tuvo ocasión de mostrar algunas de sus virtudes haciendo de apagafuegos en alguna incursión amenazante del equipo visitante. Nico Estévez, a falta de diez minutos para que se llegara al final, realizó su último cambio y entró al campo Hiroshi en lugar de Cortell que se había fajado contra los defensores durante todo el partido sin excesiva fortuna. Conforme se acercaba el final del partido daba la sensación de que ambos equipos se conformaban con no perder. Sin embargo, en el último suspiro, el Mestalla se empezó a romper defensivamente. El Elche lo aprovechó para generar dos oportunidades de gol que bien pudieron cambiar el signo del partido a última hora. Finalmente, no hubo que lamentar un mal gol visitante que hubiera resultado dramático para el filial valencianista.

Dada la situación del Mestalla, la obtención de un punto se antoja un botín escaso. Aún así, conviene poner en valor el empate ante un equipo que aspira a jugar la promoción de ascenso este año. Todavía queda sufrir y mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *