La falta de intensidad condena al Mestalla

Tres goles tras saque de esquina en la primera mitad sentencian al filial que nunca llegó a entrar en el partido. El equipo de Nico Estévez no consigue alejarse de las posiciones peligrosas en la tabla. La buena noticia fue el debut de Zahibo.


Demasiadas concesiones defensivas impidieron siquiera plantear batalla al Mestalla frente al Olímpic. Un equipo curtido como el de la capital de la Costera no desaprovechó los regalos y se impuso con comodidad al filial valencianista.

Nico Estévez cubrió las bajas de Carlos Delgado y Gayá con la presencia en el once de Kaiser y Leuko. Desgraciadamente, el juvenil se tuvo que retirar lesionado al final de la primera parte tras haber realizado un buen partido pese a los tres goles encajados por su equipo. Es cierto que la primera ocasión clara del encuentro la tuvo el Mestalla en las botas de Cifo tras un gran pase de Hiroshi de tacón pero su disparo, tras tocar en un defensa y ser desviado por el guardameta, acabó en el poste. Pese a esta oportunidad, el Mestalla, en ningún momento, se hizo con el control del partido. Tampoco, al principio, el Olímpic. El duelo estaba siendo bastante igualado pero la balanza se empezó a decantar de forma definitiva en el minuto 20. El equipo visitante, tras un saque de esquina y varios rechaces, anotó el primer gol por medio de Mendoza. El defensa y capitán del Olímpic volvió a repetir tres minutos después rematando de cabeza otro córner en el segundo palo. En un visto y no visto el partido se le había puesto muy cuesta arriba al Mestalla. Los blanquinegros andaban perdidos en el partido. Las arrancadas de Robert, algo individualista, eran previsibles y neutraizadas por los defensores y ahí se acababan los argumentos ofensivos del filial. Chumbi, como suele ser habitual, se fajaba y ganaba los balones por alto pero el equipo no sacaba partido de las segundas jugadas. La elaboración del juego era cansina y sin profundidad, situación provocada por el buen posicionamiento del Olímpic. EL equipo dirigido por Toni Aparicio, además se iba haciendo con el control del juego. Hiroshi, tuvo la oportunidad de recortar distancias pero también pecó de individualista al resolver él una jugada en la que Chumbi se encontraba desmarcado y más centrado. Pero el calvario del Mestalla en los córners no había acabado. En el 37 de nuevo en el segundo palo, pero esta vez Samu, ponía el cero a tres en el marcador con un remate de cabeza. La falta de tensión defensiva había castigado duramente al Mestalla que se encontraba con el partido prácticamente sentenciado antes de llegar al descanso.

Nico Estévez introdujo a Zahobi al inicio de la segunda parte. El mediocentro francés de origen costamarfileño dejó buenos detalles. Sin llegar a hacer una gran aportación, además de sus evidentes aptitudes físicas, mostró rapidez en el corte y buen manejo del balón. El Mestalla, en la segunda parte, dominó más el encuentro territorialmente pero sin llegar a inquietar al portero del Olímpic. El equipo presidido por Alfonso Rus, que estuvo en el palco, se limitó a gestionar su cómoda ventaja.

El filial se mantiene a cinco puntos del descenso ya que todos los equipos de la zona baja perdieron sus partidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *