El Mestalla mira hacia arriba

El filial ganó al colíder del grupo III de la Segunda División B. El equipo entrenado por Nico Estévez fue mejor que su rival en bastantes fases del partido y al final supo sufrir para conseguir la victoria


El entrenador valencianista presentó un once inicial en el que las principales novedades fueron la entrada de Cifo y Álex Cortell en las posiciones de ataque junto a Robert. Los tres se intercambiaron posiciones a lo largo del partido por detrás de Chumbi que jugó de delantero centro.  El encuentro empezó con los dos equipos estudiándose. El Atlético Baleares dispuso de alguna ocasión clara en los primeros minutos, sin embargo, a partir del cuarto de hora, el Mestalla empezó a llegar con claridad al área del equipo mallorquín. El filial hacía daño al colíder de la liga con relativa facilidad. El juego directo interpretado muy bien por Chumbi y las entradas por banda, principalmente por parte de Robert y Gayá, llevaban el peligro a la portería defendida por  Xavi. El Atlético Baleares mostraba una sorprendente fragilidad defensiva porque cualquier acercamiento suponía una clara oportunidad de gol. Tras mucho insistir, el tanto llegó en el minuto 34. Molina sorprendió al portero balear en un saque de falta indirecto. La jugada fue protestada por el equipo mallorquín que entendió que su guardameta había tocado el balón dentro de la portería por lo que la falta no había cumplido la premisa de ser indirecta. En cualquier caso, el gol subió al marcador.

En la segunda parte el Atlético Baleares se fue a por el partido y, conforme avanzaban los minutos, más. Aún así, el Mestalla tuvo oportunidades para cerrar el partido por medio de Chumbi con un remate de cabeza y de Álex Cortell con un tiro cruzado. También Portu lo intentó desde lejos obligando a Xavi a realizar una gran parada. Los últimos minutos fueron de auténtico sufrimiento para el filial. Afortunadamente, apareció la figura de Jaume capaz de repeler, junto a los postes de su portería, todas las acciones de peligro. Definitivamente, la suerte del Mestalla ha cambiado.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *