El Mestalla encuentra el camino

El filial valencianista consigue una victoria incontestable en el primer partido del año y se sitúa a dos puntos de la salvación


Llevamos toda la temporada comentando que los resultados del Mestalla no se estaban ajustando a los méritos adquiridos sobre el campo. En el fútbol situaciones así no se pueden sostener en el tiempo y al final los equipos acaban entregándose a su suerte y claudicando en el juego, o llega un momento en el que se impone la lógica y los marcadores empiezan a reflejar con victorias el buen desempeño. Afortunadamente para el Mestalla, el equipo y el entrenador no se han desviado del camino y ahora empiezan a recoger los frutos del buen trabajo realizado. Dos victorias consecutivas que no permiten, en ningún caso, lanzar las campanas al vuelo pero que empiezan a hacer justicia y a mostrar el verdadero potencial del filial valencianista.

En Baleares Curro Torres alineó un equipo en el que la principal novedad fue el debut del colombiano José Luis Moreno acompañando a Diallo en el centro del zaga. Por lo demás, el técnico del Mestalla presentó un once lleno de talento pese a la ausencia de Fran Villalba. Un equipo con Carlos Soler, Fernando Cano, Tropi o Nacho Gil y la verticalidad de Iban Salvador y Arango permite pensar en hacer grandes cosas.

Y eso que el partido empezó de la peor manera posible con un penalti a favor del equipo local. El delantero del Baleares le ganó la posición a Akapo y cayó en el área del Mestalla. El árbitro señaló la pena máxima y no se había cumplido el primer minuto. Apareció Álex Sánchez para detener el penalti y evitar que su equipo entrara en el encuentro con desventaja. Una parada determinante.

Le costó al Mestalla tomarle el pulso al duelo pero, a partir del minuto 4, el equipo de naranja empezó a atacar con combinaciones rápidas y precisas y a presionar con fiereza cuando perdía el balón. El Baleares trataba de llevar el peso del juego y encerrar al filial valencianista en su campo. El partido estaba vivo y era intenso.

Había dominio alterno. Cuando el Mestalla jugaba en largo el duelo se desnivelaba a favor del Baleares pero cuando el equipo de Curro Torres tenía paciencia y construía la jugada, el balón llegaba al área del equipo local con relativa facilidad. El filial valencianista iba creciendo defensivamente e impedía que el Baleares jugara con comodidad. Se pasaba el ecuador de la primera y el Mestalla estaba haciendo un partido serio.

En el minuto 28 Arango tuvo una buena ocasión tras una gran maniobra dentro del área que acabó con una volea a la media vuelta muy peligrosa. Poco después, una buena jugada entre Iban Salvador y Cano volvió a llevar la incertidumbre a la portería del equipo balear. La moneda al aire que es alinear a Iban Salvador estaba saliendo, como últimamente con bastante regularidad, cara. El ecuatoguineano estaba desquiciando a la defensa balear y provocó una jugada en la que el defensor local debió ser expulsado por agresión.

Y antes de que se llegara al final de la primera parte Arango marcó un auténtico golazo marchándose de su marcador con potencia y sacando un disparo sorprendente desde el corazón del área. El colombiano marcaba su tercer gol en tres partidos y ponía por delante a su equipo. El Atlético Baleares, hasta que el árbitro pitó el final de la primera parte, se lanzó al ataque sin suerte.

El segundo periodo empezó con el Mestalla queriendo recuperar las constantes del primer tiempo. El equipo dirigido por Curro Torres seguía presionando con eficacia y moviendo el balón con criterio y velocidad. En el minuto 52 Arango dio otro aviso con un disparo desde fuera del área. El Mestalla confirmaba que seguía dominando el encuentro. En el 54 Nacho Gil estuvo a punto de aprovechar un regalo del central balear para superar al portero local y hacer el segundo gol. Y en el 57 Arango desperdició un mano a mano. El único pero que se le podía poner al Mestalla es que estaba perdonando demasiado. Por lo demás el filial valencianista estaba haciendo el partido perfecto. Sin ningún tipo de fisura defensiva y generando situaciones de peligro.

En el minuto 61 el debutante Moreno, tras un gran partido, tuvo que ser sustituido por Nacho Vidal debido a molestias físicas. Curro se quedaba sin centrales y Akapo pasaba a jugar en el centro de la zaga. Pasaba el tiempo y cabía esperar una última ofensiva del Baleares pero el equipo local no tenía suficientes argumentos futbolísticos como para inquietar al filial valencianista. En el minuto 76 un disparo de Iban volvía a poner en problemas al portero balear. Curro Torres decidió hacer el segundo cambio y entró al campo Sito en lugar de Nacho Gil. Una excelente noticia volver a ver al extremo izquierdo en los terreno de juego.

Y en el minuto 79 el Mestalla por fin pudo sentenciar el partido tras una gran cambio de juego de Tropi que controló Iban Salvador con maestría en el pico derecho del área para ajustar un disparo al poste contrario. El ecuatoguineano fue sustituido después por Víctor Ruiz.

Al Mestalla le quedaba gestionar los últimos minutos manteniendo la puerta a cero y sin acumular tarjetas. No sólo hizo el filial que empezó a jugar a placer y estuvo cerca de marcar el tercero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *