Golpe en la mesa

El filial valencianista consigue la primera victoria de la temporada en un partido muy serio en el que supo sufrir para conservar la ventaja y rematar el resultado en el tiempo añadido.


Ahora sí, se puede decir que el Mestalla ha empezado con buen pie la temporada. Tras dos empates, en las dos primera jornadas el filial valencianista dio ayer en Elda un golpe en la mesa para demostrar que, además de competir, sabe ganar partidos. El equipo dirigido por Curro Torres tuvo el oficio sufiente para rentabilizar el gol de Cedric y poner la puntilla en las postrimerías del encuentro.

Y eso que los compases iniciales del partido fueron algo desalentadores. El Eldense empezó apretando, intentando hacer valer el factor campo con intensidad y una presión asfixiante que impedía que el Mestalla pudiera combinar con comodidad. El equipo local trataba de llegar a la portería de Sivera con un fútbol directo pero la defensa blanquinegra se mostraba sólida.

A la media hora de juego, una jugada individual de Nacho Gil fue el origen del primer gol. El mediapunta valencianista cedió el balón a Cedric y el juez de línea levantó la bandera. El delantero fichado este año del Mallorca B consiguió batir a Marcano, portero del Eldense, y el árbitro dio validez al tanto del Mestalla. Evidentemente, los futbolistas alicantinos y el público de Elda protestaron amargamente la jugada pero el filial valencianista se ponía por delante en el marcador.

En la segunda parte el Mestalla tuvo que sufrir el acoso de los locales. El Eldense, a través del balón parado generó bastantes situaciones claras de peligro incluidos dos balones a la madera de la portería defendida por Sivera. El portero internacional sub-19 cuajó una gran actuación dando seguridad y confort a su equipo en los balones aéreos. El Mestalla estaba sabiendo contener la avalancha ofensiva del Eldense cuando Curro Torres decidió mover el banquillo. Entraron al campo Fran Villalba, Rai y Fernando Cano por Carlos Soler, Tropi y Javi Jiménez. Los cambios le dieron al equipo blanquinegro más frescura ofensiva. Aprovechando el cansancio del Eldense, el filial valencianista empezó a combianr con precisión y rapidez para salir al contragolpe. Fran Villalba lo intentó desde fuera del área en un par de ocasiones pero hubo que esperar al minuto 94 para que el Mestalla le diera la puntilla al Eldense. Fernando Cano, que volvía de una lesión, hizo una verdadera obra de arte para sellar la primera victoria del filial en esta temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *