A vida o muerte

El filial valencianista puede dar un paso casi definitivo para salvarse si consigue la victoria contra el Espanyol B. Quedan seis puntos en disputa y el Mestalla se encuentra dos por encima del descenso.


Ya se puede decir que el Mestalla no ha conseguido el objetivo de la temporada que pasaba por mantener la categoría con cierta holgura, sin sufrir. Llegamos a la penúltima jornada del campeonato y lo cierto es que el filial valencianista se encuentra en una buena posición para permanecer en la categoría de bronce. Aún así el filo de la guadaña está peligrosamente próximo. El Mestalla se encuentra decimocuarto clasificado a dos puntos del Cornellà que ocupa la posición que obliga a jugar una eliminatoria por no desdecender y a dos puntos del Eldense, en descenso directo. Ambos equipos jugarán sus partidos esta tarde. Dependiendo de lo que haga el Mestalla este mediodía en Paterna esos dos partidos serán dramáticos o no. Tampoco hay que perder de vista al Mallorca B, decimoquinto clasificado con un punto menos que el Mestalla y que también se encuentra inmerso en la pelea por salvar la categoría.

La buena noticia, sin duda, es que el equipo blanquinegro ha llegado a estas alturas de temporada dependiendo de sí mismo. El equipo se ha ganado la confianza. Quizá los resultados no hayan acompañado en algunos partidos en los que el filial mereció más pero el balance, hasta el momento, es positivo. El Mestalla ha competido contra todos los rivales y en todos los campos con la plantilla más joven de todos los filiales de la categoría.

La mala noticia es que enfrente estará el Espanyol B. El equipo perico está haciendo una temporada excelente y aunque ahora sus posibilidades de ascenso son remotas, ha estado todo el año merodeando la parte alta de la tabla. Destaca en ataque el segundo máximo goleador de la categoría Jairo Morillas pero el equipo blaquiazul está muy compensado en todas las líneas. Llega a Paterna sin presión y es un rival temible.

Pero el Mestalla, como decimos, ha demostrado tener argumentos suficientes para ganar el partido. De hecho, en la ida, estuvo muy cerca de conseguirlo. Curro Torres recupera a los jugadores que estuvieron sancionados la semana pasada Akapo, Zahibo, Alberto Jiménez y Diallo y siguen de baja los lesionados Sito y Víctor Muñoz. El técnico del Mestalla tiene mucho y bueno donde elegir. Los futbolistas que desde enero entrenan con el primer equipo Tropi y Salva Ruiz también estarán a disposición de Curro Torres.

Se espera un gran ambiente en el Antonio Puchades y no es para menos. El Mestalla se juega la vida contra el Espanyol y la afición quiere estar a la altura de un choque tan trascendental. A partir de las 12.00 horas en Paterna el filial debe rubricar con una victoria el buen trabajo realizado durante todo el año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *