El Mestalla encuentra su camino

El filial valencianista consigue remontar el gol inicial del Cornellà con buen fútbol y personalidad.


Tras la victoria en Reus el fin de semana pasado hoy el Mestalla pasaba la reválida en el Antonio Puchades ante un rival, a priori, más asequible. Lo que en el caso del filial valencianista significa, paradójicamente, problemas. El equipo dirigido por Curro Torres se está mostrando irregular esta temporada imponiéndose a los equipos más potentes y sufriendo contra los de la zona baja. Y el principio del partido apuntó en esa dirección. Nada más empezar, el Cornellà, por medio de su delantero Óscar, hizo el primer gol. Pero hoy el Mestalla estaba dispuesto a encontrar la estabilidad, a darle continuidad a la dinámica positiva. Una remontada siempre es una victoria con más significado. Revertir un resultado adverso exige fortaleza mental, una muestra de carácter especialmente valorable en un equipo bisoño como el filial. Y además, el Mestalla ganó el partido llevándolo a su terreno, es decir, al fútbol. Esa debe ser la aspiración del equipo de Curro Torres porque la calidad de sus jugadores es su hecho diferencial. La base del juvenil del año pasado cada vez va adquiriendo más protagonismo. Hoy, de inicio, estaban Nacho Vidal, Tendillo, Tropi, Cano y Nacho GIl y, en la segunda parte, salió Borja Domingo. Jugadores que se conocen de memoria y que llevan mucho tiempo practicando muy buen fútbol. La principal novedad en el once fue la inclusión de Alberto Jiménez en el mediocentro.

El Mestalla fue a remolque todo el partido pero sin ansiedad. Fue masticando su fútbol hasta llegar al área contraria con peligro. En la primera parte, la ocasión más clara fue un mano a mano de Nando con el portero. El futbolista blanquinegro se dio una autopase y exageró el contacto con el guardameta. Curro Torres protestó la acción y fue expulsado. El filial valencianista se retiró al vestuario con desventaja en el marcador. El Cornellà sólo había pasado de su medio campo en la acción del gol.

Curro Torres decidió mover el banquillo y dio entrada a Dani Ramírez por Tendillo. De esta manera Alberto se situó de central y Fernando Cano bajó al mediocentro para formar pareja con Tropi. El Mestalla cada vez jugaba mejor con asociaciones muy interesantes en el centro del campo. En el minuto 66 el fútbol empezó a hacer justicia con el empate de los blanquinegros tras una jugada espectacular entre Nacho Gil e Iban Salvador que culminó el primero con una sutil vaselina. El Cornellà empezó a dar señales de vida en ataque pero el Mestalla estaba crecido anímicamente. Las llegadas se sucedían pero hubo que esperar al minuto 87 para ver el gol de la remontada. Borja Domingo realizó un gran movimiento en el área, se dio la vuelta, apuró al línea de fondo y sirvió un centro peligroso. Tras el rechace del portero Dani Ramírez se impuso en la disputa a los defensores enviando el balón al fondo de las mallas. Un gol simbólico, una cuestión de fuerza y de fe.

No había tiempo para más y el Mestalla amarraba los 3 puntos que le permiten situarse en la zona templada de la tabla clasificatoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *