La confirmación

El Mestalla debe amarrar los tres puntos en casa frente a un rival que está por debajo de la tabla si quiere ratificar el cambio de dinámica que supuso la victoria la semana pasada en Reus.


Está muy bien ganar en el Rico Pérez frente al Hércules y en el campo del líder frente al Reus. Son seis puntos de oro que demuestran que el filial del Valencia puede competir con cualquiera. Sin embargo, se antoja casi más importante ganar también a los equipos de la parte baja de la tabla. De momento, esa es la franja clasificatoria en la que se encuentra el filial valencianista y los duelos directos siempre valen por dos: sumas tú e impides que lo haga el rival. Eso precisamente es lo que le está fallando al Mestalla que ya ha visto como han ganado en el Antonio Puchades equipos como el Olot o el Olímpic de Xàtiva.

Hoy llega a Paterna un equipo cuyo objetivo es no descender. El Cornellà debuta esta temporada en Segunda B tras conseguir el ascenso el año pasado desde Tercera y su máxima aspiración es conservar la categoría. Esta temporada, está siendo histórica además por otro motivo: el equipo catalán se enfrentó al Real Madrid en dieciseisavos de la Copa del Rey. Esta eliminatoria le ha supuesto réditos comerciales y financieros pero le ha distraído de su objetivo real.  El Cornellà empezó bien la temporada pero en los últimos tiempos sólo han sumado 2 puntos de 15 posibles. El filial valencianista deberá prestar especial atención al delantero Óscar Muñoz.

Por su parte, el Mestalla llega al duelo con la principal baja de su delantero centro Àlex López que, hasta el momento, había salido de titular en todos los encuentros. El buen rendimiento del delantero catalán había cerrado las puertas al juvenil Borja Domingo que, desde hace dos jornadas había vuelto al equipo de Ruben Baraja en busca de minutos. Ahora, Curro Torres lo ha tenido que repescar. El principal objetivo del equipo valencianista es encontrar una regularidad con guarismos positivos. Estabilizar la montaña rusa en la que vive en el punto más alto. Por así decirlo, lo más difícil está hecho, se le ha ganado al Hércules y la semana pasada al Reus a domicilio, ahora falta completar la parte 'fácil' de la operación que es ganar en el Antonio Puchades a los equipos que van por detrás en la tabla como es el caso del Cornellà.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *