La diferencia entre estar arriba o abajo

El filial valencianista visita el campo de uno de los candidatos al ascenso que no atraviesa su mejor momento.


Hay una vieja discusión en el fútbol sobre si es mejor encontrarte con un rival en horas bajas con la necesidad de cambiar su rumbo o con un rival que va viento en popa pero puede pecar de exceso de confianza. El caso del Lleida es el primero con la particularidad de que es un equipo que aspira a acabar la temporada en la parte alta de la clasificación. En este caso, las posibilidades de encontrarse a un equipo herido en su orgullo y extra motivado aumentan. El Mestalla deberá ponerse la piel de cordero para convertirse en lobo desde el minuto uno.

El Lleida es un histórico refundado. Las deudas del clásico Unió Esportiva liquidaron al club que se convirtió en Lleida Esportiu comprando una plaza en Segunda B y manteniendo el estadio. Llevan tres años intentando el asalto a la categoría de plata sin suerte. Esta temporada empezaron muy bien pero han acumulado cuatro partidos sin ganar, aún así ocupan la sexta posición en la tabla. El tipo de juego del Lleida escapa al fútbol que plantean la mayoría de equipos de la categoría. Este hecho puede beneficiar al Mestalla. El filial valencianista pasa muchos apuros cuando el partido es meramente físico y el rival apuesta por el fútbol directo. Pero ante rivales que prefieren cuidar la pelota y llevar la iniciativa el equipo blanquinegro tiene más opciones de evidenciar la calidad de sus futbolistas.

Curro Torres, respecto al último partido en casa contra el Alcoyano no podrá contar con Sergio Ayala, uno de sus puntales defensivos hasta el momento. Su puesto será ocupado por Tendillo. Tampoco estará Rober que la jornada pasada ayudó a sus ex compañeros del filial. El objetivo del Mestalla es recuperar las buenas sensaciones del último mes y medio, una racha de cinco partidos sin perder que se vio truncada la semana pasada. De nuevo Tropi y Zahibo sustentarán al filial en el medio del campo y la parte ofensiva quedará para la inspiración de futbolistas como Fernando Cano o Nando.

La Liga sigue muy apretada y la diferencia entre una victoria y una derrota es la diferencia entre estar en el grupo de cabeza que aspira a todo o el grupo de cola que sufre para no meterse en el hoyo. Así pues son tres puntos vitales que marcarán la perspectiva con que el Mestalla afronte los próximos encuentros.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *