Se rompe la racha

El Mestalla pierde tras cinco jornadas consecutivas sin hacerlo. Al filial valencianista le faltó concretar en ocasiones el dominio que ejerció durante muchos tramos del partido. Curro Torres calificó de “justa” la derrota


Advertíamos en la previa que el Alcoyano solía llevar bastante público al Antonio Puchades y que era necesario compensarlo por parte de la afición valencianista. Y lo cierto es que el estadio donde juega el filial presentó un excelente aspecto con toda la tribuna llena. Aún así, seguramente, el Antonio Puchades sea el campo más frío de la Segunda División B. Ni siquiera el enternecedor y abnegado esfuerzo de las madres de Fernando Cano y Alberto Tendillo para animar al Mestalla contagian al resto de aficionados. Ellas son la grada de animación del filial que, en este caso, no pudo competir con los bombos y la fanfarria de los seguidores del Alcoyano. Por ahí, empezó a perder el partido el equipo blanquinegro.

Dijo Curro Torres al acabar el encuentro que se había equivocado en el planteamiento inicial y que en la primera media hora el Alcoyano había sido superior al Mestalla. Es una lectura autocrítica, quizá en exceso, de lo que sucedió en el Antonio Puchades. Es cierto que el Mestalla anduvo un poco perdido al inicio del partido con el cambio de sistema. Por primera vez en la temporada Curro Torres dispuso un 4-3-3 sobre el campo con Nando, Álex López y Rober en punta y Cano, Zahibo y Tropi en el centro del campo. Pero también es verdad que durante la primera media hora de juego hubo intercambio de golpes en ambas porterías. Se pudo ver un partido mejor administrado por los visitantes pero en las áreas fue de poder a poder. Nando la tuvo en el minuto 10 y a continuación, Ayala, en el área valencianista salvó el primer gol del Alcoyano. Faltaba claridad y pausa en el juego de ambos equipos pero se estaba viendo un partido intenso y entretenido. A la media hora de juego el escenario cambió a raíz de un penalti que el árbitro decretó en contra del Mestalla. En la portería del filial debutaba el juvenil Ferri, teórico cuarto portero ante las ausencias de Jaume lesionado, Álex Sánchez sancionado y Sivera convocado son la selección española sub-19. Así pues, toda la responsabilidad caía en el debutante que no sólo respondió deteniendo el lanzamiento de la pena máxima de Israel sino que, en el rechace, como un felino, también fue capaz de desviar el balón a saque de esquina tras un disparo a bocajarro. El Antonio Puchades, lógicamente, lo celebró como si se tratara de un gol. A partir de ese momento hubo otro partido. El Alcoyano quedó grogui tras desperdiciar la ocasión y el Mestalla se vino arriba. Rober, con una volea desde fuera del área estuvo a punto de hacer el primer gol pero Jero, con la yema de los dedos pudo desviar el balón. El Mestalla apretaba pero el partido llegó al descanso sin que se moviera el marcador.

Tras el descanso el Alcoyano se recompuso y de nuevo las fuerzas se igualaron. Empezó el segundo periodo con otra gran intervención de Ferri que pudo desviar un disparo de Bello desde fuera del área con una parada de mucho mérito. El gol rondaba pero faltaba definir en qué portería iba a caer y lamentablemente fue en la del filial valencianista. En el minuto 60 el recién incorporado Ferrón se encontró con un balón mal defendido dentro del área y fusiló a Ferri que a punto estuvo de nuevo de desviar el disparo de entre los tres palos. Los visitantes se ponían por delante en el marcador y al Mestalla, definitivamente, se lanzaba a por el gol del empate. El filial valencianista encerró a su rival en su campo y hacía casi todo bien hasta llegar a la línea de tres cuartos en la que faltaba claridad de ideas e instinto asesino. En más de una ocasión los futbolistas blanquinegros contemporizaron la jugada cuando desde fuera parecía obvio que se debía finalizar. Tropi tuvo un remate de cabeza en una posición inmejorable pero su testarazo salió demasiado centrado. Curro Torres ya había cambiado a Rober por Iban Salvador y a Zahibo por Maiki pero quemó todas las naves a falta de 15 minutos para llegar al final cuando Dani Ramírez entró por Ayala. El Mestalla pasó a jugar con un sólo central. Una apuesta al todo o nada. La presencia de Maiki le dio más sentido al fútbol del Mestalla, su asociación con Cano y Tropi permitía llegar al filial valencianista con fluidez hasta la zona de peligro pero faltaba precisión en los último metros. Hubo un contraataque del Mestalla en el que Àlex López se encontró en una posición ventajosa pero el balón le cayó a la derecha y en el recorte para pegarle con la izquierda se perdió la ocasión. La moneda al aire lanzada por Curro Torres salió cruz cuando en el minuto 83 Alfaro hizo el segundo gol para los visitantes. A partir de ahí el partido entró en lo que en baloncesto se llama "los minutos de la basura". El Mestalla ya vio imposible la remontada y el Alcoyano se dedicó a gestionar su ventaja.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *