Un punto que sabe a poco

Ambos equipos desperdiciaron una pena máxima en el primer periodo y el filial tuvo superioridad numérica desde el minuto 38. Las ocasiones, sin embargo, fueron mayoritariamente del Ilicitano


Se puede decir que el punto sabe poco por las circunstancias del partido pero no por lo visto sobre el terreno de juego. El Mestalla jugó con un futbolista más en el campo toda la segunda parte tras la expulsión de Fran en el minuto 38. Sin embargo, pese al dominio valencianista en muchos tramos del partido, el equipo que estuvo más cerca de marcar, más allá de los dos penaltis atajados por los porteros de ambos equipos, fue el Ilicitano.

Veníamos comentando en los anteriores partidos del filial que Dani Ramírez, el jugador procedente del Real Madrid C no estaba dando el rendimiento que se espera de él y su ausencia fue la principal novedad en el once de Curro Torres. Su lugar en el campo lo ocupó Nacho Gil y el resto de futbolistas fueron los mismos que jugaron contra el Olímpic de Xàtiva. El Mestalla salió bien al campo, bien posicionado en defensa y llevando el peso del partido, sin embargo, el dominio no trascendía en llegadas al área. Todo lo contrario que los locales que, prácticamente la primera vez que llegaron provocaron un penalti. Empezó a emerger en esos momentos la figura clave del partido: Jaume Doménech. El portero valencianista detuvo la pena máxima con una excelente estirada en una suerte que ya ha demostrado en repetidas ocasiones que domina a la perfección. Así las cosas, el Mestalla vio la oportunidad de ir a por el partido tras la oportunidad desperdiciada por el Ilicitano. Primero inquietó la meta defendida por Pol con un disparo de Iban y, en el 38 se produjo otro punto de inflexión en el encuentro. El defensor ilicitano Fran hizo falta dentro del área y el árbitro señaló penalti y expulsión. Al Mestalla se le ponía muy de cara el partido pero Àlex López no acertó a convertir la pena máxima como hiciera en Torrent contra el Huracán. Terminaba la primera parte y el filial valencianista encaraba lo que quedaba de encuentro con un jugador más sobre el campo.

Al inicio del segundo periodo se vio a un Mestalla ambicioso dispuesto a hacer valer su superioridad numérica. Sin embargo, los locales a la contra generaban mucho peligro. De nuevo Jaume asumió el papel de salvador y realizó dos paradas de mucho mérito, una de ellas sacando el balón desde la misma línea de la portería. Curro Torres decidió mover el banquillo dando entrada a Ebwelle por Nacho Gil buscando más verticalidad y más mordiente en ataque. La ocasión más clara del Mestalla la tuvo Iban Salvador que tras una gran jugada individual yéndose de tres defensores no supo definir en el mano a mano con el portero. Sin embargo, la última gran oportunidad del encuentro corrió a cargo de los locales con un remate de Mario Arqués sobre la bocina que, de nuevo Jaume, salvó de manera milagrosa.

Si se tiene en cuenta que el Ilicitano no perdió en casa en toda la temporada pasada podemos hablar de que sacar un punto en Elche es más que satisfactorio. Las circunstancias del partido, sin embargo, dejan un regusto amargo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *