Escándalo en Son Bibiloni

El árbitro expulsó en la segunda parte a Iban Salvador por interpretar que se había tirado en lo que fue un penalti claro. En esos momentos el partido iba 1-1 y con uno más, al final, el Mallorca consiguió el gol de la victoria.


Arranque complicado del Mestalla en el campo del Mallorca B. El equipo dirigido por Curro Torres no hizo un partido magnífico pero sin duda mereció más que una derrota. Sobre todo, porque la actuación del árbitro fue decisiva. En el minuto 72 se produjo la jugada clave del partido. Iban Salvador se internó en el área y fue objeto de un claro penalti. Sin embargo, el colegiado catalán Ávalos Martos decidió mostrar la segunda amarilla al valencianista y expulsarle. El Mestalla, que había conseguido empatar y estaba poniendo cerco a la portería bermellona se vino atrás y, en el minuto 86, los mallorquines consiguieron ponerse por delante de forma definitiva.

Antes de todo eso, a las 11.00 de la mañana, ambos equipos salieron al campo. Curro Torres dispuso un once formado por Jaume en la portería, Akapo, Jiménez, Ayala y Leuko en defensa; Tropi, Jorge Muñoz, Ibán Salvador y Fernando Cano en el centro del campo y Dani Ramírez y Ález López en posiciones ofensivas. El primer cuarto de hora fue de claro dominio local y como consecuencia de ello, en el minuto 17 Cedric hizo el 1-0 con un disparo en el que Jaume no estuvo fino. El Mestalla reaccionó al instante y estuvo cerca de empatar por medio de un disparo de Iban Salvador.

En el segundo periodo el filial valencianista salió dispuesto a voltear el resultado. En el 53 tuvo la primera ocasión clara por medio de Jorge Muñoz. Sin embargo, el juego del Mestalla era algo impreciso y el Mallorca generaba peligro a la contra. Curro Torres, desde el banquillo, puso sobre el campo más argumentos ofensivos con la entrada de Nacho Gil por Jorge Muñoz. El Mestalla entonces, encerró definitivamente al Mallorca. En el 63, por fin, los blanquinegros lograron empatar por medio de Álex López. Pero el filial valencianista quería más y se lanzó a por la victoria. En el minuto 70 sólo la inspiración del portero mallorquín Enrique Royo evitó que Mestalla se pusiera por delante y, poco después sucedió la fatídica jugada con el error arbitral. Con uno más el Mallorca se vino arriba y acabó encerrando al Mestalla. Curro Torres quiso defender el empate dando entrada a Tendillo y Rulo por Ález López y Dani Ramírez. Sin embargo, la ofensiva bermellona tuvo premio en el 86 y Gabri anotó el gol de la victoria local.

Pese al escándalo no conviene buscar excusas. El año pasado ese discurso no fue beneficioso. Estamos a principio de temporada y hay que encarar el próximo partido como si fuera el primero y el último. Seguro que el Mestalla este año va a dar muchas alegrías.     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *