Una nueva era también para el filial

El Mestalla, con una plantilla totalmente diferente a la del año pasado, debuta en Mallorca contra un rival recién ascendido.


Costó sangre, sudor y lágrimas pero el Mestalla consiguió mantener la categoría el año pasado. Se evitó el desastre pero no cabe duda de que el proyecto de Nico Estévez como responsable directo y de Rufete como responsable último fracasó. Se quiso construir un equipo en la medida de lo posible experimentado, tal vez, por el respeto que genera una competición tan dura y tan física como la segunda B. También, bajo esa premisa, se optó por practicar, en muchas ocasiones, un fútbol directo que privilegiaba poco el talento. Así las cosas parece que los rectores de los destinos del filial valencianista han cambiado el sentido de su apuesta. En primer lugar, el técnico será Curro Torres que ya cogió al equipo en las últimas jornadas de la temporada pasada. De hecho, el cambio de tendencia ya se pudo apreciar al final de la última campaña con el ex jugador valencianista al frente del filial. Algunos futbolistas juveniles asumieron la titularidad y el equipo puso en práctica un fútbol más elaborado. Curro Torres lo tiene claro "el balón es nuestra principal ventaja".  Al fin y al cabo, si por algo se distingue la Academia del Valencia es por la calidad de sus jugadores.

Si ha habido cambios en la plantilla del primer equipo el filial no le ha ido a la zaga. Han subido hasta diez jugadores del juvenil A campeón de Liga y se han fichado a futbolistas como Ramírez, Ebwelle, Álex López, Muñoz, Alberto Jiménez, Akapo o Ibán Salvador. Una renovación absoluta del vestuario que hace que el rendimiento del equipo sea una incógnita. Quizás la clave estará en ver cómo asumen los jóvenes el cambio de categoría de División de Honor a Segunda B. También en este sentido Curo Torres está tranquilo "ellos demuestran cada día que están preparados y los veteranos hacen mejores a los jóvenes". En cualquier caso, el rival de hoy, el Mallorca B, dulcificará la transición al tratarse de un filial.

El objetivo de ambos conjuntos, Mestalla y Mallorca es, evidentemente, formar a jugadores para el primer equipo pero en el plano clasificatorio los bermellones se conforman con mantener la categoría y el Mestalla con no pasar tantos apuros como el año pasado. El equipo mallorquín ha ascendido esta temporada a Segunda B tras pasar un año en Tercera.

Todo está preparado para el debut del filial. Espera una larga temporada y no hay nada como una victoria para adquirir confianza y reforzar todo el trabajo que se ha hecho esta pretemporada.

El Mestalla contará en la portería con Jaume Doménech que no fue convocado con el primer equipo y no podrán jugar al estar sancionados Salva Ruiz, Zahibo y Borja Domingo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *