Broche de plata

El Valencia no pudo acabar la temporada de la manera brillante que merecía. Al principio de la jornada aspiraba al tercer puesto final y, tras la derrota contra el San Gabriel, ha terminado en sexta posición.


Nada desmerece el mejor año de la historia del Valencia CF Femenino. Es cierto que el sexto puesto resta algo de esplendor a la temporada de las blanquinegras pero no hace falta fijarse mucho para ver que han sumado los mismos puntos que las quintas y las cuartas clasificadas y que hasta la última jornada han aspirado a ser terceras. Además a lo largo del curso han estado siempre en las posiciones de privilegio, más arriba de la sexta posición. Por eso, sólo cabe celebrar la temporada que han realizado las valencianistas. Una lástima que la derrota contra el San Gabriel las haya privado de entrar en el pódium de la Liga.

La historia del partido ocurrió del minuto 40 a al 45 de la primera parte. En el resto de minutos pasó poco  y nunca vimos a un Valencia enchufado. No fue por falta de interés, porque ellas disputan cada balón con intensidad, pero en ningún momento jugó bien al fútbol. La suplencia de Mari Paz por Mateos, dentro de un once ya muy mermado por las lesiones,  fue lo único inesperado en la alineación del conjunto femenino.  A Mateos no le llegaron casi balones, los pocos que pudo alcanzar intentó pelearlos y tuvo una contra clara que acabó con fallo de Ana Amo delante de la portera rival. En el centro, Arantxa, Mitsue y Gio no pudieron hacerse en ningún momento con el manejo del partido exceptuando los 10 primeros minutos. El Sant Gabriel, con Lilo muy participativa en la banda derecha y con Brenda y sobre todo Sandra imponiendo su calidad en el terreno de juego se hizo dueño del partido. Apretaba al Valencia en la salida del balón y, cuando ellas tenían la posesión, manejaban con criterio. Además, Sandra tiene la capacidad de bajar balones y distribuirlos. Se mostró durante todo el partido incisiva, siendo un problema continuo para Sara y para Nuria. En el minuto 20, Lilo avisó al recoger un rechace fuera del área y disparar desviado a la portería de Mariajo. El Valencia se ausentaba del partido conforme avanzaba la primera parte. En el 40, un córner sacado por el Sant Gabriel acabó con un remate en el área de Sandra con la zurda enviando el balón directamente a gol. Un gol merecido. Nada más sacar de centro del campo el Valencia perdió el esférico y Brenda, con una cabalgada incisiva, abrió para Vilagrasa que definió con la tranquilidad que da la calidad. 0 a 2 en un minuto. Es una llamada de atención para la Copa. Si pierdes la concentración, lo normal es que se aprovechen. Sin embargo, cuando la primera parte parecía que iba a finalizar, una falta en el extremo izquierdo sacada magistralmente por María al segundo palo provocó una segunda jugada. Gio recibió el balón botando en el punto de penalti lo reventó y marcó un golazo. Cuando el árbitro pitó el final, la sensación era de que se podía remontar, porque, con lo poco que había hecho el Valencia, las cosas no iban tan mal.

 En la segunda parta pasó entre nada y muy poco. Algunas ocasiones para ambos equipos pero ninguna clarísima. Ni siquiera la entrada de Mari Paz a diez minutos del final sirvió para apretar de manera clara. Al final derrota del Valencia, pero queda lo mejor. Y el regalo de la Copa dentro de dos semanas es más que merecido. Simplemente se trata de disfrutarlo y aprovecharlo.

Tal vez, el brillo que resta injustamente la sexta posición, vuelva con más luz en la Copa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *