Rozando la gesta

El Valencia consigue un punto en su visita al Cerro del Espino en un partido en el que mereció llevarse un botín mayor a tenor de lo sucedido en la segunda parte. La lucha por la tercera plaza liguera sigue abierta.


Otra prueba de carácter más. La  trayectoria del Valencia CF Femenino está jalonada de continuas superaciones y ayer el equipo volvió a dar muestras de su voluntad inquebrantable, de su espíritu  competitivo capaz de reponerse a las adversidades. Apuntábamos en la previa que las bajas de Monforte y Paula y el empate frente al Espanyol la pasada jornada cuando el partido estaba más que encarrilado podían haber trasladado cierta desconfianza al grupo. El impetuoso arranque del Atlético de Madrid reincidía en este sentido. Pero este equipo volvió a demostrar que está construido sobre unos sólidos cimientos. Aguantó el chaparrón rojiblanco, se rehízo, y acabó mereciendo la victoria.  

 El once que presentó Cristian Toro en el Cerro del Espino tenía como principal novedad la presencia de Vicky. La canterana, que ya debutó con el primer equipo en Sant Joan Despí contra el FC Barcelona ocupó la plaza de mediocentro junto a Arantxa. El técnico argentino prescindió de la japonesa Mitsue, seguramente, con la intención de darle más consistencia al centro del campo pues Vicky tiene un perfil más defensivo que la japonesa. Las bandas fueron ocupadas en esta ocasión por Anita y Naiara y, en el centro de la defensa Sara Micó sustituyó a Mulán. El Atlético de Madrid salió al campo como un ciclón. Avisó en el minuto 1 y, en el 5, Amanda aprovechó un error de la zaga valencianista para cederle el gol a Esther. El partido no podía empezar peor porque las rojiblancas continuaban el acoso a la portería valencianista. El acierto de Mariajo bajo palos y el poste impidieron que el resultado fuera más abultado pasados los primeros 25 minutos. Pero el Valencia, que vistió de naranja empezó a cambiar la tendencia del partido de la forma más directa: con un gol. Tras un centro de Leila a saque de falta, Arantxa aprovechó el error en la salida de Noelia para hacerse con el balón y enviarlo al fondo de las mallas. Con el partido igualado en el marcador, las fuerzas también se nivelaron sobre el campo. Desafortunadamente, Salo se tuvo que retirar del campo con problemas físicos y fue sustituida por Cintia, que volvía al equipo tras proclamarse subcampeona del Mundo sub-17 con España hace dos semanas. La primera parte acabó con una clara ocasión de Mari Paz que enganchó una portentosa volea que no fue gol por poco. Esta oportunidad sirvió como adelanto de lo que sucedería en el segundo periodo.

Le sentó bien el descanso al  Valencia que salió de los vestuarios con la determinación de conseguir la victoria. Mari Paz y Gio fueron las primeras en inquietar la portería defendida por Noelia. Crisitan Toro decidió refrescar la línea de ataque y dio entrada a Marta Mateos por Anita Amo. En el minuto 64 Mari Paz tuvo el segundo en sus botas pero no consiguió definir en gol una mano a mano con la portera atlética. El Valencia había crecido en el partido pero enfrente estaba un gran equipo. Las colchoneras devolvieron el golpe con un disparo desde fuera del área de Claudia que obligó a Mariajo a realizar una parada colosal. Sería el último acercamiento con peligro del Atlético. El equipo de Cristian Toro, convencido ya de que los 3 puntos estaban al alcance de la mano, empezó su ofensiva final en pos de la victoria. Las futbolistas valencianistas lo intentaron de todas las maneras. Mari Paz, de nuevo de volea, ponía en aprietos a Noelia. Después fue Leila quien lo probó a saque de falta. Sobre el campo había un equipo ambicioso y otro que se limitaba detener las acometidas. A falta de diez minutos para el final Cristian Toro agotó los cambios que le quedaban: dio entrada a Mitsue por Gio y a Punxa por Vicky que realizó un gran partido la primera vez que salía al campo como titular. En el 88 la tuvo Mitsue pero su remate acrobático de chilena salió por encima del larguero. No hubo tiempo para más. Reparto de puntos y la lucha por el pódium de la Liga sigue abierta.

El Valencia había rozado la gesta de llevarse los 3 puntos del Cerro del Espino. No pudo ser pero el partido deja una lectura positiva importantísima. El equipo blanquinegro, pese a las bajas, pese a empezar con un resultado adverso, se había repuesto hasta el punto de merecer la victoria. Esto supone un refuerzo moral  fundamental para encarar los dos partidos ligueros que restan y las eliminatorias de la Copa de la Reina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *