Orgullo en la derrota

El Valencia cae eliminado de la Copa de la Reina con un gol en la prórroga de Sonia Bermúdez. El equipo blanquinegro estuvo muy cerca del objetivo pero el Atlético será quien juegue la Final contra el FC Barcelona.


No hay consuelo tras una derrota que imposibilita jugar la Final de la Copa de la Reina pero, en este caso, conviene valorar la forma de perder. El Valencia CF Femenino cayó frente al Atlético de Madrid vendiendo muy cara su piel, rozando con los dedos la victoria y demostrando que es un equipo orgulloso y ejemplar. Las blanquinegras protagonizaron un gran partido, tuvieron contra las cuerdas a su rival en muchos momentos y lograron reponerse a un golpe casi mortal que fue el gol de Sonia Bermúdez en el minuto 84. No hay nada que reprochar al equipo dirigido por Cristian Toro que volvió a mantener en vilo al valencianismo. Ahora sólo queda agradecer el inconmensurable esfuerzo de las jugadoras y pasar página con dolor pero con dignidad.

En la Ciudad del Fútbol de Las Rozas se vivió un gran partido. La segunda semifinal de la Copa del Reina (en la primera ganó el FC Barcelona al Levante por 3-0) deparó un intenso espectáculo. El encuentro empezó con el Atlético empujando. En el minuto 2, Sullastres, ayudada por la madera, pudo desviar un disparo de Esther a saque de esquina. El ritmo era frenético y esa fue la pauta durante todo el partido. Poco a poco, el equipo blanqunegro iba creando problemas al Atlético de Madrid con la presión adelantada. Ninguno de los dos contendientes especulaba y eso propiciaba que el juego fuera algo alocado. Cada metro de césped era una guerra y ninguno de los dos equipos conseguía asentar su juego. Era un duelo trascendente y ambos conjuntos actuaban en consecuencia.

En el minuto 19 llegó la primera gran oportunidad de gol para el equipo blanquinegro con un disparo de Leila desde fuera del área que se estrelló con violencia en el larguero. La ocasión desató las hostilidades. El Atlético de Madrid dio una buena respuesta con un mano a mano que desperdició Esther ante la salida de Sullastres. Pero el Valencia cada vez estaba más cómodo sobre el terreno de juego. En el minuto 24 Carol falló a un metro de la línea de gol tras una gran asistencia de Leila y después lo intentó Claudia Zornoza con un disparo cruzado que se fue por muy poco.

El equipo blanquinegro empezaba a merecer claramente el gol, porque acumulaba más llegadas a la portería rival y porque estaba consiguiendo imponer su plan de partido. La única mala noticia para el Valencia era que todas las futbolistas del centro del campo tenían tarjeta amarilla. Un hándicap para seguir asfixiando la zona de creación de las rojiblancas. De hecho, la primera parte acabó con el Atlético de Madrid jugando en el campo del Valencia

El segundo periodo empezó muy igualado y con un acercamiento peligroso del Atlético de Madrid. El ritmo seguía siendo muy alto y ninguno de los dos equipos lograba darle pausa al juego. Cristian Toro hizo el primer cambio en el minuto 55 dando entrada a Ana Romero ‘Willy’ por Monforte. De esta manera, Claudia retrasó su posición para ayudar en el centro del campo.

El Valencia volvió a tomarle el pulso al partido y Carol empezó a crear peligro con su juego entrelíneas. En el minuto 61 salió al terreno de juego Mari Paz por Gio. Cristian Toro demostraba su ambición dando entrada a la delantera gallega. Había llegado el momento de dar un paso al frente porque el partido parecía en un punto de no retorno en caso de gol.

En el minuto 70, tras una gran jugada colectiva, ‘Willy’ cabeceó de forma muy peligrosa un centro de Joyce. En la otra portería, Sullastres daba muestras de nerviosismo e inseguridad. El partido entró en una fase de dominio colchonero. Se entraba en el último cuarto de hora y el Valencia no podía permitirse ningún error defensivo.

En el minuto 77 Claudia Zornoza, tras una jugada individual, disparó desde fuera del área contra el larguero. Un potente chut que, como el de Leila en la primera parte, dejó temblando la madera.

El partido era una moneda al aire que salió cruz para el Valencia cuando, en el minuto 84, Sonia Bermúdez se inventó una obra de arte para marcar el primer gol de su equipo de chilena. Pero el Valencia no había llegado hasta semifinales de la Copa de la Reina para rendirse tan fácilmente. Un minuto después del golpe recibido, Joyce se internó por la izquierda y su centro lo remató, casi sin querer, ‘Willy’ a las redes. El gol hacía justicia a los méritos acumulados por las blanquinegras.

Priscila pudo deshacer de nuevo la igualada antes de que se llegara al minuto 90 pero su remate salió desviado. Ninguno de los dos equipos se conformaba con el empate pero el partido se vio abocado a la prórroga.

Cristian Toro aprovechó el descanso para dar entrada a Arantxa por Paula Nicart. El Valencia salió con nuevos bríos en la primera parte d la prórroga. Tuvo un par de acercamientos peligrosos pero Silvia Messeguer también puso a prueba a Sullastres con un disparo ajustado desde fuera del área.

El cansancio físico hacía mella, se había jugado de poder a poder y ninguno de los dos equipos bajaba la intensidad. La consecuencia era que el partido estaba roto. Cada ataque era, prácticamente, una oportunidad de gol. El Valencia, tras un saque de esquina, tuvo otra ocasión clarísima en el minuto 98 pero el cabezazo en plancha de Mari Paz salió demasiado centrado.

En el descanso de la prórroga Cristian Toro hizo la última sustitución y entró al campo Maya por Joyce. En el minuto 107 Sonia Bermúdez volvió a adelantar al Atlético de Madrid con un disparo desde dentro del área. Otro mazazo para las aspiraciones de las blanquinegras.

El Valencia debía recurri de nuevo a la heroica y todavía tenía algo de tiempo por delante. El equipo blanquinegro se volcó al ataque y empezó a llegar a la portería defendida por Lola Dueñas. Pero en esta ocasión no hubo acierto de cara a portería y el Atlético de Madrid se hizo, finalmente, con una plaza en la Final que se jugará el domingo.

No hay consuelo en la derrota pero hay muchas maneras de perder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *