Golpe en la mesa

Un gol de la canterana Marta Peiró en el tiempo añadido le da un merecido triunfo al equipo dirigido por Cristian Toro


Necesitaba el Valencia una victoria como que consiguió en Zubieta. Decíamos en la previa que el partido tenía una relevancia más allá de los tres puntos. El equipo blanquinegro lleva toda la temporada acumulando sensaciones contradictorias: la línea de juego ha sido bastante buena pero el Valencia todavía no había podido sumar ningún punto contra los equipos de arriba y había cosechado algún mal resultado contra rivales teóricamente inferiores. Contra la Real Sociedad, cuarto clasificado de la competición, el Valencia se reivindicó y consiguió aunar el rendimiento sobre el terreno de juego con el del marcador. No fue fácil, incluso se puede decir que fue agónico, pero, desde luego, sí fue merecido. El gol de Marta Peiró en el tiempo añadido hizo justicia al partido y también a la temporada del equipo blanquinegro. El Valencia venció en un duelo directo porque su objetivo es alcanzar el cuarto puesto que ocupa actualmente la Real Sociedad. El equipo dirigido por Cristian Toro dio un golpe en la mesa que debe servir para afrontar los próximos partidos con mayor confianza.

El Valencia salió desde el principio dispuesto a llevarse la victoria ante el equipo revelación de la Liga que sólo había perdido cuatro partidos hasta ayer. La Real Sociedad no está en la parte alta de la clasificación por casualidad pero se mostró impotente ante la intensidad del Valencia. El equipo que vestía con la Senyera tuvo la primera ocasión en el minuto 18 tras una gran jugada individual de Joyce que acabó con un disparo algo desviado. El juego era poco fluido debido a la presión ejercida por ambos equipos. El primer acercamiento de la Real Sociedad llegó poco después con un chut de Leyre Fernández. En la primera parte los equipos tenían muchas dificultades para llegar al marco contrario aunque tácticamente se veía la Valencia más asentado en el campo. Gio lo probó desde el borde del área con un disparo peligroso a la media hora de juego.

El primer acto había estado muy igualado pero en el segundo tiempo el Valencia dio un paso más, empezó a controlar el partido a través de la posesión y se lanzó a por el gol de la victoria. Estuvo a punto de conseguirlo Joyce en el 55 tras otra gran jugada en la que se deshizo de su marcadora con un sombrero. El tanto no llegaba pero las valencianistas no cejaron en su empeño y, en el minuto 92, encontraron la recompensa con un gol de la canterana Marta Peiró que llegó la primera al rechace de Quiñones tras un disparo de Naiara Beristain. Un gol importantísimo y que incide en la filosofía del equipo que siempre tiene respuestas ante las adversidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *