El Femenino quiere poner la directa

El equipo de Cristian Toro busca la tercera victoria consecutiva y seguir su escalada en la clasificación.


La semana que viene la Primera División Femenina vuelve a parar por los compromisos internacionales y después, el Valencia jugará el último partido de la primera vuelta contra el Levante en Nazaret. Pero antes de todo eso, el equipo dirigido por Cristian Toro afronta un compromiso en la Ciudad Deportiva de Paterna contra el Collerense en el que tiene prohibido fallar. El Femenino tiene la posibilidad de sumar por primera vez esta temporada tres victorias seguidas. Un hito que, seguramente, en los planes iniciales aparecía antes. No ha sido la primera vuelta prevista pero el Valencia ha mantenido una línea de juego y, sobre todo, ha dado muestras de saber reponerse a situaciones adversas. Ya se pueden apreciar los frutos del trabajo con los resultados pero queda mucho por delante.

Contra el Collerense el Valencia es claro favorito pero no conviene confiarse. Es cierto que el equipo balear sólo ha sumado dos puntos en lo que va de campeonato y y que ocupa la última posición pero las blanquinegras saben por experiencia propia que el Collerense nunca es fácil de batir. La incombustible Pili Espadas es capaz de crear peligro en cualquier acción aislada y darle aire a su equipo si la buscan con balones largos.

Presumiblemente eso será lo que buscará el Collerense: no tener fisuras defensivas y aprovechas las ocasiones que pueda tener. El Valencia se enfrenta a un reto conocido, deberá llevar el peso del partido, entrar por las bandas, hacer transiciones rápidas y, por supuesto, marcar gol. La clave del partido pasará por la efectividad del equipo blanquinegro de cara a portería porque situaciones se van a generar. La buena noticia son los nueve tantos marcados en los dos últimos partidos.

Cristian Toro no pudo contar la semana pasada con Mari Paz y parece que contra el Collerense la gallega tampoco estará lista. Evidentemete el potencial ofensivo del Valencia queda mermado porque hay que unir la baja de Willy, tambien con molestias físicas. Aún así, la versatilidad de la plantilla permite soluciones como se vio contra el Granadilla con Carol actuando de falsa nueve. Las dos jugadoreas de ataque son las únicas ausencias del Valencia que recuperó la semana pasada a la última lesionada de larga duración. La portera Esther Sullastres volvió a jugar contra el Granadilla después de dos meses y no encajó ningún gol. Por otra parte, contra el Collerense, puede ser un partido propicio para repartir minutos entre jugadoras menos habituales.

En cualquier caso, el Valencia no se puede permitir dejar escapar los tres puntos porque el calendario se vuelve a complicar. La primera vuelta se cierra con el derbi y después, en cuatro partidos, el equipo de Cristian Toro jugará contra el Barcelona y el Athletic. Pero para eso todavía queda mucho. Este equipo sólo crece desde el partido a partido. Primero hay que seguir sumando contra el Collerense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *