El Femenino no concluye su obra

El equipo de Cristian Toro se adelantó muy pronto en el marcador y pudo ampliar su ventaja a lo largo del partido pero al final las rayistas consiguieron el empate.


El Valencia Femenino se vuelve con un resultado que le sabe a poco. Primero porque había viajado a Madrid con el único objetivo de conseguir la victoria y segundo porque hizo un buen trabajo a lo largo del partido y tuvo la victoria en sus manos. Enfrente estaba el Rayo Vallecano que pese a llegar al choque como penúltimo clasificado del campeonato y haber perdido jugadoras determinantes este verano, es un buen equipo además de uno de los grandes históricos de la competición.

Pero el Valencia, tras un incio de temporada irregular en cuanto a resultados, llegaba a Vallecas con el viento a favor después de haber sumado dos victorias consecutivas por primera vez esta temporada. Y lo cierto es que el equipo blanquinegro buscó el gol desde el principio. Tanto que el partido prácticamente empezó con 0-1 en el marcador porque Carol, en el minuto 2, adelantó a las blanquinegras. El equipo visitante pese al gol anotado no alteró su plan de inicio que pasaba por dominar el encuentro. El Valencia jugaba en el campo del Rayo y generaba situaciones de peligro con relativa facilidad. Hasta el punto de que Mari Paz marcó el segundo gol al cuarto de hora aunque el juez de línea levantó el banderín y el árbitro anuló el tanto. El equipo dirigido por Cristian Toro estaba cómodo en el campo pero se fue al descanso con una renta demasiado ajustada para lo que se había visto sobre el terreno de juego.

En la segunda parte el Valencia siguió llevando la iniciativa del juego pero el Rayo empezó a llegar a las inmediaciones de la portería defendida por Gema Rueda. Además, el equipo de Cristian Toro llegaba con menos asiduidad al marco contrario. Avisaron las madrileñas con sendos disparos de Yaiza y Saray. El equipo blanquinegró no cerró la victoria y en el minuto 76, en un remate tras lanzamiento de falta, hizo el empate. El gol descolocó al Valencia y hasta que se cumplió el minuto 90 la contienda se igualó.

El Valencia no pudo celebrar el triunfo pero sí la vuelta a los terrenos de juego de Arantxa después de casi un año lesionada. Sin duda, una magnífica noticia para ella y todo el grupo. Y cabe destacar también la presencia de una treintena de aficionados valencianistas que se desplazaron a Madrid para apoyar al equipo. El Valencia Femenino, pese a que no se consiguió el objetivo en Vallecas, sigue creciendo. El fin de semana que viene llega el líder… a por ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *