Excesivo castigo en Sant Joan D’Espí

El Valencia no pudo sacar nada positivo de su visita a Barcelona pese a cuajar un partido muy serio y ambicioso.


Tenía motivos para temblar el FC Barcelona ante la visita del Valencia Femenino. Es cierto que las diferencias estructurales de ambos equipos obligaban a las jugadoras de Cristian Toro a realizar el partido perfecto para sacar algo positivo de su visita a Sant Joan D'Espí. Incluso, el factor suerte debía ayudar para poder puntuar en el campo del cuatro veces campeón de Liga. No pudo ser pero también es cierto que, pese a la derrota del Valencia, pocos equipos pondrán en tantos problemas al FC Barcelona en su propia casa.

Cristian Toro presentó un once con novedades significativas. La capitana de la selección colombiana Gaitán debutó como valencianista en la posición de mediocentro defensiva. El entrenador argentino dispuso en el campo un 4-3-3 aunque las futbolistas blanquinegras se multiplicaron sobre el terreno de juego y en ocasiones parecía un 10-10-10. El once inicial lo conformaron Gema, Mulán, Ivana, Paula Nicart, Joyce, Gaitán, Monforte, Gio, Naiara,Willy y Carol.

El Valencia salió muy intenso en la presión. Bien posicionado y disputándole la posesión al equipo local. Aunque el juego, en general, era poco fluido, se jugaba más en campo del Barça. El equipo blanquiengro había entrado en el partido con la agresividad y la ambición necesaria para competir. Se cumplía el primer cuarto de hora y ninguno de los dos equipos había logrado inquietar la portería contraria. En la retransmisión en directo se escuchaba a la afición del Valencia desplazada animando a sus jugadoras. En el terreno de juego y en la grada la puesta en escena del equipo de la capital del Túria había sido más que convincente.

El plan trazado por Cristian Toro que pasaba, entre otras cosas, porque sus jugadoras corrieran como si no hubiera mañana, se estaba cumpliendo a la perfección. El primer acercamiento serio del Barcelona llegó tras un excelente pase interior que dejó a Bárbara Latorre sola dentro del área. Sin embargo, en el último momento apareció Ivana para quitarle limpiamente el balón. En la acción posterior Olga obligó a Gema a realizar una buena parada . El Valencia respondió con un contragolpe conducido por Naiara que resolvió ella misma con un disparo excesivamente centrado. Se empezaban a desatar las hostilidades y se cumplía la primera media hora de juego.

El partido transcurría en el plano que le interesaba al Valencia aunque la portera del Barcelona no tenía trabajo. El equipo culé también presionaba con intensidad y Monforte y Gio apenas tenían ocasión de lanzar los ataques valencianistas. Cabía tener paciencia y esperar la oportunidad. Se llegó al descanso con la certeza de que el Valencia, de nuevo, estaba siendo capaz de competir de tú a tú con el todopoderoso Barcelona.

La segunda parte empezó con la misma dinámica pero en el minuto 48 un pase magnífico de Jennifer Hermoso permitió que Bárbara Latorre encarara a Gema, la superara, y enviara el balón al fondo de las mallas. El gol desbarajustó la idea de juego del Valencia que contaba con la necesidad del Barça de asumir la iniciativa. El equipo blanquinegro no encajó demasiado bien el golpe como se evidenció poco después, en el minuto 52, cuando Patri Guijarro consiguió el segundo gol al rematar un centro desde la banda derecha. Excesivo castigo para el Valencia y excesivo premio para el Barcelona. Al menos, ahora, el equipo blanquinegro ya sabía claramente que debía ir a por el partido. Cristian Toro decidió mover el banquillo y dar entrada a Mari Paz por Willy, poco después, en el minuto 58, Naiara dejó su lugar en el campo para que entrara Leila y Joyce cambió de banda.

Pese a los dos goles recibidos el Valencia se recompuso y trató de recortar distancias. El equipo de Cristian Toro se lanzaba al ataque sin contemplaciones. Leila por la banda izquierda y Joyce por la banda derecha empezaban a llegar a la línea de fondo. Tuvo una oportunidad clarísima Mari Paz que controló dentro del área un centro de Joyce tras una jugada muy bien elaborada por todo el equipo. La delantera gallega no pudo precisar el disparo entre los tres palos.

La tercera sustitución del Valencia llegó en el minuto 65 cuando Claudia Zornoza, 9 meses después, volvió a los terrenos de juego en lugar de Monforte. Cristian Toro agotó el cupo de cambios dando entrada a Salo por Mulán.

El equipo culé perdía tiempo demostrando el respeto que genera el Valencia. Pero pasaban los minutos y a las visitantes les costaba llegar a la portería de las azulgrana. Lo intentó Mari Paz desde fuera del área y Carol cada vez intervenía más. Aún así, los huecos en defensa que necesariamente dejaba el Valencia permitieron al Barcelona crear alguna situación de peligro como un disparo con mucha intención de Gemma Gili. La colombiana Gaitán pudo recortar distancias tras un saque de esquina pero su remate salió desviado por poco. Se llegaba al final del partido y el Valencia encerraba en su área al Barça. Un centro de Joyce casi acaba en gol pero Ràfols lo evitó con la yema de los dedos.

El Valencia no hizo el partido perfecto y no tuvo esa pizca de suerte necesaria. Aún así hay que poner en valor la seriedad y la intensidad con la que afrontaron el duelo las jugadoras drigidas por Cristian Toro. El Valencia ya no es la bestia negra del Barcelona pero jugando así puede volver a serlo en cualquier momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *