Desafío con la historia, una temporada más

El Valencia Femenino arranca la Liga en la Ciudad Deportiva de Paterna contra el Espanyol tras un verano con muchos cambios en la plantilla.


Va a tener complicado el Valencia superar los resultados de la temporada pasada en la que acabó en cuarta posición liguera y finalista en la Copa de la Reina. El equipo, de todas formas, ha conseguido generar esa expectativa porque lleva dos años consecutivos mejorando sus registros históricos.

Si hace tres campañas el Valencia se fijaba como objetivo no descender, ahora, el equipo blanquinegro es uno de los clubes más potentes de la competición nacional. La llegada de Amadeo Salvo y Aurelio Martínez supuso un impulso para el fútbol femenino en la entidad de Mestalla y desde entonces el Valencia Femenino no ha parado de crecer, también con Mériton este verano. Al frente, como entrenador, continúa Cristian Toro. Él y parte de la plantilla, siguen conservando y transmitiendo el espíritu de aquel equipo que sabía sufrir para no bajar a Segunda División.

Las diferencias con el Athletic y el Atlético se redujeron a nada la temporada pasada. Sólo el FC Barcelona parece un escalón por encima de los demás equipos. El objetivo del Valencia debe ser mejorar los registros del año anterior. Partido a partido, como siempre, pero sin renunciar a nada.

La pretemporada ha servido para que el Valencia llegue preparado a la cita. Contra el Espanyol, precisamente, jugó el equipo dirigido por Cristian Toro en la fase de grupos del COTIF. El empate a cero en Alcúdia habla de la dificultad del encuentro de esta tarde en el debut en competición oficial. Por otra parte, las jugadoras valencianistas han perdido en los dos últimos compromisos del verano contra rivales de peso: frente al Athletic en la Final del COTIF y contra el Levante en Paiporta hace una semana. Pero ahora empieza lo bueno.

Este año puede convertirse en tarea imposible adivinar el once del Valencia y no sólo porque Cristian Toro sea proclive a los cambios tácticos y a las rotaciones. Los nuevos fichajes destacan por su versatilidad y ahora el técnico argentino tiene muchas más opciones. Incluso, las nuevas incorporaciones han permitido que jugadoras que ya estaban como Mari Paz adquieran otros roles. La gallega ha jugado algún partido en la mediapunta con Ana Romero Willy por delante. Las posibilidades se multiplican porque Willy, futbolista procedente del Barcelona, puede desempeñarse en cualquier demarcación ofensiva. La brasileña Joyce, que ha llegado del verdugo del Valencia en la Final de la Copa de la Reina, el Sporting de Huelva, también puede desenvolverse en diferentes posiciones por el carril izquierdo.

Aún así, se pueden definir varias futbolistas fundamentales en el esquema del técnico argentino que saldrán seguro de partida en el estreno liguero. En la portería, Sullastres, el tercer fichaje que ha hecho hasta el momento el Valencia Femenino junto a Willy y Joyce, ha venido para ser titular. La pareja de centrales es innegociable con Ivana y Paula Nicart. También, hasta que se recuperen Arantxa y Claudia, la zona de creación parece reservada para Monforte y Gio. Y arriba, la no presencia de Carol y Mari Paz en la alineación sería una gran sorpresa. 

El Espanyol, por su parte, se ha volcado en una productiva cantera para hacer un equipo competitivo. En el COTIF estuvo muy ordenado y tuvo más llegadas a portería que el Valencia. El equipo blanquiazul tiene mucho mérito porque cada vez trabaja con menos presupuesto. Las dos futbolistas de referencia de la temporada pasada, las delanteras Rivi y Bárbara Latorre, han cambiado de equipo este verano.

El club perico, sigue el camino contrario que el Valencia. No es que ahora su destino sea pelear por evitar el descenso pero sí que ha perdido la categoría de equipo de la élite del fútbol español. Como hecho simbólico del traspaso de poderes quedan los fichajes hace dos veranos de Mari Paz Vilas, Sara Monforte y Mariajo Pons desde el equipo blanquiazul al blanquinegro. La guardamenta de Sabadell ha recibido la baja este verano al igual que otras emblemáticas jugadoras del Valencia.

Empieza una nueva temporada y la plantilla, por cierto, no está cerrada. La semana que viene el club informará de, al menos, una nueva incorporación. Lo que parece evidente es que el Valencia es un equipo en pleno crecimiento que compite contra los rivales pero también hace zanja en la historia. Valga como ejemplo la reciente convocatoria de cuatro futbolistas para la selección española. Nunca antes tantas jugadoras blanquinegras habían sido citadas por el combinado nacional. Parece que el Valencia ha llegado a la vanguardia del fútbol femenino para quedarse. El desafío empieza contra el Espanyol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *