Se escapa el tercer puesto

El Valencia Femenino pierde en casa contra el Athletic en el último partido liguero disputado en Paterna. El equipo blanquinegro aumenta su racha negativa y suma seis partidos consecutivos sin ganar. Ahora queda pelear por la cuarta plaza y la Copa de la Reina


Se citaron esta mañana en Paterna dos buenos equipos que han hecho una gran temporada. El Valencia tenía el objetivo de ganar por una diferencia de dos goles para quedar tercero por delante del Athletic. El equipo vasco, por su parte, tenía la intención de llevarse los 3 puntos para poder optar a la Champions League. Quizá el premio era diferente y puede que se notara en algunos tramos del partido.

La principal novedad en el once titular del equipo blanquinegro fue la presencia de Salo en el mediocentro defensivo. La capitana rindió bien en esa demarcación en el último partido contra el Atlético de Madrid y Cristian Toro, dado el potencial del Athetic, buscaba intensidad y disciplina táctica en la zona ancha.

Comenzó el partido en la Ciudad Deportiva de Paterna como empiezan los duelos entre equipos grandes, es decir, con los dos conjuntos midiéndose e intentando jugar sin cometer errores. La primera ocasión para el Athletic, a los cinco minutos, comenzó con Ibarra recortando en el extremo izquierdo del área y poniendo un pase al punto de penalti para Erika interceptado de manera providencial por Mulán. El Valencia intentaba jugar pero las futbolistas visitantes estaban muy bien posicionadas con un medio del campo de músculo y calidad. Así, el equipo dirigido por Cristian Toro no podía darle fluidez a su propuesta.

En el minuto 13 Carol recibió un regalo desde la banda derecha enviado por Naiara pero su remate de cabeza se fue por poco. Era la primera vez que el Valencia llegaba y lo hacía de manera muy clara. El equipo blanquinegro empezaba a ganar terreno y posesión e intentaba crear ocasiones abriendo el campo. El Valencia buscaba salir rápido pero casi siempre demasiado impreciso a la contra.

Fue en el 25, en el momento que menos lo merecía el Athletic, cuando Erika recibió un balón en el borde del área y disparó con violencia obligando a Mariajo a realizar una gran parada que fue rechazada a los pies de Ainhoa que marcó a puerta vacía. Se ponía la tercera plaza difícil porque había que marcar tres. Después del gol el Valencia se fue del partido con dudas en defensa y sin crear juego. La sensación de que las cosas iban mal dejó de ser sensación para convertirse en realidad cuando Naiara abandonó el campo con molestias en la rodilla derecha. El médico del Valencia le hizo pruebas para comprobar la integridad de los ligamentos cruzados. Esperemos que no sea nada grave, primero y principal por ella y segundo porque es una futbolista vital para el equipo. Entró Cintia al terreno de juego y cuajó un gran partido. Era el minuto 36 y al Valencia le habían pasado muchas cosas negativas sin merecerlo. Pero claro, todo es susceptible de empeorar. En el 43 Erika recibió un balón de Ibarra desde la línea de fondo y volvió a perforar las redes tras un barullo en el área. Al Valencia le habían castigado y no había tenido la fortaleza de salir adelante. Aquí estuvo el error. El Athletic ganaba 0 a 2 habiendo hecho muy poco y el Valencia no se había repuesto del primer golpe y había recibido el segundo sin darse cuenta.

Empezó la segunda parte de otro modo. En el minuto 47 una jugada elaborada del Valencia y una internada de Cintia por la banda derecha terminó con un testarazo de Mari Paz en el larguero.

Salió Sara Monforte por Salo en el minuto 54. El Valencia atacaba e intentaba crear jugadas de peligro pero le faltaba la precisión de quien sabe que el objetivo está demasiado lejos. Debía marcar cuatro goles para conseguir la tercera posición. Las ocasiones se sucedían: Carol con la izquierda después de una bonita jugada y varios centros al área de Monforte encerraban cada vez más al Bilbao en su propia área. Carol adquirió protagonismo y en el 61 intentó un bonita vaselina que Ainhoa despejó con problemas. En el minuto 71 Monforte puso un centro perfecto desde la banda izquierda para Mari Paz que remató con la cabeza y Ana Amo, que había entrado por Ivana, no llegó por milímetros después de una estirada estupenda de la portera visitante. En la siguiente jugada estuvo cerca el Athletic de meterse un gol en propia puerta. El Valencia mostraba su orgullo y su calidad y jugaba muchísimo mejor que el equipo visitante aunque ya era demasiado tarde. Monforte dominaba el medio del campo ayudada por Pau, que había entrado por Manu, mientras que el conjunto vasco trataba de salir a la contra para que Erika se buscara la vida. La delantera del Athetic hizo un partido colosal.

En el 87 Carol hizo un quiebro inverosímil en el área del rival y, tras un rechace, volvió a centrar y Mari Paz gozó de una ocasión que terminó en córner. La sensación era que el Valencia estaba siendo netamente superior a su rival, aunque no es difícil intuir que al Athletic no le importaba para nada. Pagaba caro el Valencia no haberse repuesto del primer gol a tiempo. Lo intentó el equipo dirigido por Cristian Toro hasta el final demostrando casta y orgullo. Queda el último partido de Liga y la opción de acabar en cuarta posición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *