Más que un derbi

El Valencia se juega sus opciones de alcanzar al Atlético de Madrid en la lucha por la segunda plaza de la Liga que da acceso a la Champions League.


Un derbi es más que un partido y hoy, en la Ciudad Deportiva de Paterna, se disputa más que un derbi. El duelo entre el Valencia y el Levante reúne muchos ingredientes además de la rivalidad propia entre ambos clubes. A falta de cuatro partidos para que acabe la Liga los 3 puntos son vitales, sobre todo, para el Valencia. Está en juego la hegemonía de la ciudad pero el equipo blanquinegro también compite contra su propio techo histórico conseguido el año pasado, contra la mala racha de resultados que ha acumulado en los últimos tres partidos y contra el Atlético de Madrid en la lucha por la tercera plaza. Hay, también, duelo de goleadoras Mari Paz y Adriana que pelean por imponerse en la clasificación de pichichi de la Liga a final de temporada. No en balde el partido ha sido seleccionado como el mejor de la jornada por Gol T y se retransmitirá en directo por el canal de pago. El fútbol nacional vuelve a fijar su mirada en la Ciudad Deportiva de Paterna.

El partido, a diferencia de lo que sucedió el año pasado cuando se jugó en el Antonio Puchades, se disputará en el campo 2 de césped artificial. Una decisión de club que va en contra del bienestar del aficionado. Está previsto que muchos seguidores de ambos equipos acudan a ver el choque.

En lo meramente futbolístico el equipo granota llega el choque con la intención de recuperar el cetro de la ciudad. El Levante ha visto como en los dos últimos años el Valencia le ha alcanzado y le ha superado como equipo de referencia de la capital del Túria. Aunque el equipo azulgrana esté a 8 puntos del Valencia en la clasificación, ganar en Paterna tiene una carga simbólica muy estimulante. Cabe recordar que el Levante es el equipo más laureado de España con cuatro títulos de Liga y seis Copas en sus vitrinas. Sandra Paños en la portería o la goleadora Adriana en ataque necesitan poca presentación porque son parte de la élite del fútbol nacional.

Comentábamos la jornada pasada que el envite del derbi era la ocasión ideal para que el Valencia saliera de la pequeña crisis de resultados que atraviesa en los últimos tres partidos donde sólo ha sido capaz de obtener dos puntos. En un derbi no importa la trayectoria ni las sensaciones previas. Las dudas desaparecen por el ambiente que se genera y por la exigencia competitiva. En este sentido han ido las palabras del míster Cristian Toro en declaraciones difundidas por el club "las dinámicas de los equipos no tienen influencia. Son partidos especiales e intensos".

Además, el Valencia necesita la victoria urgentemente para seguir optando a luchar por la segunda plaza de la clasificación. Actualmente ya no depende de sí mismo para conseguir el sueño que le daría acceso a la Champions League porque se encuentra a 4 puntos del Atlético de Madrid pero las blanquinegras la semana que viene visitarán a las colchoneras en el Cerro del Espino.

El técnico argentino va recuperando efectivos de la enfermería en este final de temporada. Monforte, Leila y Mulán ya jugaron la pasada jornada en Albacete y Gio y Paula vienen acumulando minutos desde hace ya varios partidos. Además, el Valencia recupera a las sancionadas Mariajo y Naiara Beristain. El equipo blanquinegro ha echado mucho de menos la movilidad y el empuje de la futbolista vasca en estos dos últimos partidos.

En la Ciudad Deportiva de Paterna se va a disputar más que un derbi y cabe hacer un llamamiento a la afición. El Valencia Femenino está respondiendo con creces a la apuesta que ha hecho el club. Ahora falta que lo hagan los valencianistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *