Impossible is nothing

Nueva proeza del Valencia CF Femenino. El equipo dirigido por Cristian Toro ganó con merecimiento en el campo del FC Barcelona por 1-2 tras empezar perdiendo.


Impossible is nothing es el lema de la marca deportiva que viste al Valencia. A poco que conozcan el club, los responsables publicitarios de Adidas tienen el trabajo hecho con el equipo Femenino. No hacen falta grandes producciones ni efectos especiales. Sólo con ellas basta. Una vez más, las futbolistas entrenadas por Cristian Toro rompieron sus límites históricos y volvieron a vencer al equipo más poderoso de la Liga. No importa que el Barça acumule futbolistas en la selección española, ni que estuviera imbatido en casa desde el 2012, ni que haya ganado las últimas tres Ligas y las dos últimas Copas de la Reina, ni que su presupuesto sea cuatro veces mayor que el que maneja el Valencia… impossible is nothing.

El Valencia CF Femenino ganó en Sant Joan d'Espí pero es que además, mereció ganar. Tras 16 partidos disputados en Liga el Barça llegaba al encuentro con un expediente casi inmaculado: 15 victorias y una derrota, precisamente, la sufrida en la Ciudad Deportiva de Paterna. Una espinita clavada que hoy se ha convertido en herida. El Valencia, al igual que sucediera en la primera vuelta, volvió a hacer el partido perfecto. Un ejemplo de cómo un equipo con menos potencial puede superar a un elenco de estrellas. El secreto no es tal porque está a la vista: esfuerzo, seriedad, concentración, ayudas defensivas, confianza en las propias posibilidades y ambición, mucha ambición. El Valencia no se conformó con empatar el partido y es que, cuando un equipo tiene hambre… impossible is nothing.   

El partido empezó con el Barça queriendo imponer su teórica superioridad pero el Valencia se mantuvo firme y, a partir del minuto 5, empezó a crecer. El equipo dirigido por Cristian Toro estaba bien plantado sobre el terreno de juego y, poco a poco, aumentaba su presencia en el campo de las culés. Por su parte, el Barcelona tenía muchos problemas para crear juego. La presión asfixiante del Valencia surgía efecto. Cristian Toro dispuso a su equipo con un 3-5-2 y la exigencia para las carrileras Salo y Leila era tremenda. Además de tapar a las jugadoras de banda del Barça debían ofrecer alternativas ofensivas. El Barça dominaba pero era incapaz de generar buenas ocasiones de gol más allá de un saque de esquina peligroso. El Valencia, por su parte, sí amenazaba la portería defendida por Ráfols. Primero Carol con un disparo que se fue por poco, después un centro envenenado de Salo, a continuación un chut de Claudia y para finalizar un remate al larguero de Paula Nicart confirmaban que el equipo blanquinegro había viajado a Barcelona para llevarse el partido.

La segunda parte empezó con el Barça queriendo darle un impulso a su juego pero el Valencia seguía conteniendo bien los ataques blaugranas. El equipo dirigido por Cristian Toro, al igual que sucedió en la primera parte, fue poco a poco contrarrestando el dominio rival y estirándose en busca del gol. Sin embargo, en el minuto 62, el Barça se adelantó en el marcador con una auténtica obra de arte. Alexia Putellas y Marta Corredera hicieron una pared espectacular dentro del área que acabó con un disparo de Marta imposible de detener para Mariajo. El Valencia asumió con naturalidad el protagonismo que cabe exigirle al equipo que va por detrás en el marcador y se lanzó en busca del empate. No parecía que delante estuviera el Barça. Tuvo recompensa muy rápido el equipo blanquinegro que consiguió empatar el partido de penalti. Un centro de Naiara golpeó en las manos de la defensora blaugrana y el árbitro señaló la pena máxima. Mari Paz con tranquilidad batió a Ràfols y puso la igualada en el marcador. El Valencia ya había vislumbrado que 'impossible is nothing' y quería más. De hecho, Cristian Toro dio entrada a Manu por Leila. El equipo se recompuso tras algunos ajustes con el mismo sistema pero dar entrada a una delantera por una defensora fue una declaración de intenciones llena de ambición. Sin embargo, el Barça es el Barça y cualquier acción cerca del área, dada la calidad de sus futbolistas, podía acabar en gol. En el minuto 74 estuvo a punto de conseguirlo el equipo local pero Mariajo realizó una magnífica intervención para evitarlo. La mala noticia llegaba en forma de lesión de Claudia Zornoza. El partido se acababa y había ocasiones en las dos porterías. Pero en el minuto 84 el Valencia consiguió darle cariz de gesta a un gran partido. Carol remató a la escuadra un centro de Naiara y puso por delante en el marcador a las blanquinegras. Se consumaba la remontada y la hazaña. El Valencia ponía patas arriba el statu quo del fútbol español. Una vez más. Impossible is nothing, sobre todo, si hablamos de las jugadoras del Valencia CF Femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *