Tres puntos reparadores

El Valencia sufrió mucho para vencer el entramado defensivo del Albacete. Finalmente la victoria se quedó en casa y el equipo blanquinegro se sitúa tercero en la tabla.


Estaba previsto que el Valencia dominara el partido y que el Albacete se limitara a defender y el guión se cumplió a la perfección. Durante la primera parte se jugó casi exclusivamente en campo visitante aunque a las blanquinegras les costaba crear situaciones de gol. El equipo manchego adelantaba la defensa y dificultaba mucho la transición de balón. Por las bandas las ayudas eran constantes y a las jugadoras valencianistas les costaba desbordar. Faltaba algo de mordiente arriba y un poco de brillantez en la zona de tres cuartos. Aún así hubo varias llegadas. Primero con tímidos disparos y después con alguna acción más peligrosa a cargo de Claudia y Aran.

El principio de la segunda parte fue alarmante ya que el Valencia se mostraba incapaz de llegar al área contraria. Seguía teniendo más posesión pero el Albacete cada vez creía más en su idea y se empezaba a desperezar en ataque. La salida de Mistsue tuvo seguramente el efecto deseado por su entrenador. El Valencia recuperó el medio del campo añadiendo a una jugadora más. Además, la japonesa intervino mucho y con acierto a la hora de construir el juego. Claudia quedó con más libertad entre líneas. Precisamente, la jugadora madrileña lanzó el primer aviso con un obús desde larga distancia que se fue por poco. El Valencia, por fin, empezaba a llegar con claridad. Anita erró una gran ocasión a puerta vacía. El siguiente cambio que realizó Cristian Toro de Cintia por Salo también fue fundamental. La recién ingresada en el campo con saque de banda consiguió romper la línea defensiva manchega. Tal vez, la jugadora del Albacete descuidara la zona del campo que quedaba a su espalda pensando que Cintia no podía llegar tan lejos lanzando el balón con las manos desde la línea lateral. Pero entre la fuerza de la lateral derecha y la picardía de Anita fabricaron una jugada de gol. La 10 del Valencia recibió en la línea de fondo y puso en 'pase de la muerta' en las botas de Carol que no perdonó con un disparo al poste contrario. No iba desencaminado Benito Floro cuando hablaba de la importancia del saque de banda en el fútbol ofensivo. Tras el gol, en primera instancia el Albacete adelantó las líneas pero enseguida el Valencia volvió a dominar. Hasta que se llegó al final del partido estuvo más cerca el segundo de las locales que el primero de las visitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *