El Valencia cumple los pronósticos con solvencia

Las blanquinegras superan con claridad al Sant Gabriel en la Ciudad Deportiva de Paterna. Pese a la victoria, el equipo dirigido por Cristian Toro no puede conservar el liderato por la diferencia de goles con el Levante.


Comentábamos en la previa que el Sant Gabriel de este año es un equipo muy debilitado con respecto al anterior. Los problemas financieros le han obligado a desprenderse de sus mejores jugadoras y la plantilla está compuesta mayoritariamente por futbolistas de la cantera sin experiencia en Primera División. El Valencia, por su parte, venía de ganarle al todopoderoso Barcelona tras realizar este verano diversos refuerzos de lujo en todas las líneas de campo. Así las cosas, el partido, sorprendentemente, empezó con un Sant Gabriel dominador. Probablemente Cristian Toro insistiera a su jugadoras en la exigencia de la intensidad pero el subconsciente es un arma poderosa y las blanquinegras salieron algo relajadas al campo. De hecho, la primera llegada del partido fue para las catalanas.

Hubo novedades tácticas respecto al último partido contra el Barça. El Valencia jugó con defensa de cuatro formada por Salo, Ivana, Paula Nicart y Trueno. En el último encuentro Cristian Toro había apostado por la defensa de tres con dos carrileras lo que habla de la riqueza de planteamientos del equipo. Como mediocentro defensiva, pero con un perfil netamente creativo, jugó Gio y por delante Monforte y Claudia. Las bandas quedaron para Beristain por la derecha y Carol por la izquierda y en punta de ataque actuó Mari Paz. En la portería también hubo novedad y Gema Rueda ocupó el lugar de Mariajo. Al Valencia le costó entrar en el partido, tal vez porque el rival incomodaba la transición de balón o tal vez porque faltaba un punto de tensión pero lo cierto es que el las blanquinegras no conseguían trenzar ninguna jugada ni llegar a la portería rival. Pasado un cuarto de hora las jugadoras entrenadas por Cristian Toro empezaron a tomarle el pulso al partido, faltaba claridad pero, por lo menos, se jugaba más en campo del Sant Gabriel. Claudia avisó primero con un disparo que se fue por poco y, en el minuto 18 las locales se adelantaron en el marcador. Una gran carrera de Trueno por la izquierda que evitó in extremis que el balón saliera por la banda, terminó con un centro espectacular potente y templado. Brigid, portera del Sant Gabriel, salió en falso a por el balón y, cuando éste le hubo rebasado, encontró la cabeza de Mari Paz que remató y lo envió al fondo de las mallas. La 9 valencianista, como suele ser habitual, se encontraba en el lugar preciso. El punto de inflexión se había marcado un poco antes pero el gol decantó definitivamente la balanza del control del juego a favor de las valencianistas. Monforte, Gio y Claudia empezaron a entrar más en contacto con el balón y encontraban afiladas por las bandas a Carol y Beristain. Una por la izquierda y la otra por la derecha desbordaban con mucha facilidad a su marcadora y ganaban una y otra vez la línea de fondo. El Valencia tenía dos cuchillos por banda y también se incorporaban de vez en cuando las laterales Salo y Trueno. Las blanquinegras cada vez se sentían más cómodas y se empezaban a divertir sobre el terreno de juego. Claudia y Carol se intercambiaron las posiciones y era Claudia quién rompía por banda derecha. Se sucedían las oportunidades y las más clara, precisamente, fue tras un centro de Claudia que rechazó en corto la defensa a las botas de Carol cuyo disparo, prácticamente a bocajarro, se encontró con la espalda de una rival. Un torrente de fútbol ofensivo ahogaba al Sant Gabriel que se veía incapaz de hacer otra cosa que no fuera defender. Y, antes de que el árbitro señalara el final de la primera parte, llegó el segundo de las valencianistas. El balón llegó a Monforte en el borde del área y la jugadora castellonense ofreció una delicatessen. Tocó el balón  para esperar la incorporación de Salo y, en el momento preciso, con un taconazo le puso un pase medido. La capitana, sola ante Brigid, no perdonó y resolvió con aplomo. El resultado, pese a la intranquilidad inicial, reflejaba lo que había sucedido sobre el campo.

El inicio de la segunda parte con una doble ocasión con un remate de Mari Paz y un disparo de Carol en el rechace anunciaba que la tónica del partido iba ser la misma.  De hecho, en el minuto 50 el Valencia hizo el tercero por medio de Claudia tras una gran jugada de Beristain. La jugadora procedente del Atlético de Madrid enganchó un rechace desde fuera del área y con el pie izquierdo envió el balón potente y ajustado al poste al fondo de las mallas. El Valencia alcanzaba una diferencia en el marcador de tres goles. Faltaba sólo un tanto para conservar el liderato tras la goleada del Levante el día anterior. Las jugadoras, conscientes de este hecho querían más y se pedían entre ellas no bajar el ritmo. Sin embargo, tal vez, volvió a aparecer el subconsciente porque el San Gabriel empezó a llegar a la portería defendida por Gema Rueda . A partir del minuto 66 empezó el carrusel de cambios. Primero abandonaron el terreno de juego Mari Paz y Claudia para que entraran Arantxa y Manu y después Trueno dejó su lugar en el campo a Leila. En los minutos finales Anita Amo ingresó en el campo por Carol. Pero antes, el partido todavía tuvo más incidencias. Por ejemplo, un penalti claro a favor del Sant Gabriel que el colegiado no señaló. En el área contrario sí que pitó el colegiado la pena máxima. La encargada de lanzarlo fue Leila pero la lateral izquierda no estuvo afortunada  y Brigid consiguió desviar el disparo.

El Valencia Femenino cumplió con las previsiones. Aunque hubo tramos del partido en los que faltó brillantez y algo de claridad para construir juego, en otros tramos el equipo jugó realmente bien, especialmente, abriendo el campo por las bandas. La lectura positiva que se puede sacar además de los tres puntos es que hay calidad de sobra para solventar partidos que amenazan con atascarse.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *