Carta de presentación

Las futbolistas dirigidas por Cristian Toro no han podido empezar mejor el campeonato. El Valencia dio un recital en la Ciudad Deportiva Dani Jarque y se vuelve a casa con tres puntos, cinco goles a favor y ninguno en contra


Decíamos en la previa que el objetivo de la temporada era seguir haciendo historia y parece que las futbolistas blanquinegras se han puesto manos a la obra desde el primer día. Nunca el Valencia había conseguido estrenarse en Liga con un marcador favorable tan abultado ni había conseguido derrotar al Espanyol por tanta diferencia ni en casa ni a domicilio. El proyecto del Femenino empieza dando un puñetazo en la mesa que ha hecho vibrar a toda la Primera División.

Es cierto que el equipo perico no pudo contar ni con Bárbara Latorre ni con RIvi, sus dos mejores jugadoras, y que esto no ha hecho más que empezar pero no se puede negar que el inicio de temporada de las valencianistas alimentan el sueño de hacer algo grande este año.

Cristian Toro presentó un once titular formado por Mariajo en la potería, Trueno, Nicart, Ivana y Salo en defensa; Monforte y Gio en la sala de máquinas; Anita y Naiara por las banas; Carol de mediapunta y Manu en punta. Desde el minuto 1 el Valencia salió dispuesto a imponer su juego y a llevarse la victoria. Costó al principio porque faltaba precisión en el fútbol de ambos equipos. Sin embargo, poco a poco, las jugadoras dirigidas por Cristian Toro empezaron a poner cerco a la portería perica. En primera instancia gracias a jugadas a balón parado. En una de ellas Carol estuvo a punto de hacer el primero con un remate de tacón. El Espanyol presionaba arriba y eso permitía al Valencia encontrar espacios a la espalda de su defensa. En el minuto 20 Naiara Beristain aprovechó una de estas ocasiones para plantarse sola ante Paula, guardameta del Espanyol. La jugadora procedente de la Real Sociedad no perdonó y marcó el primer gol de la mañana y de la temporada. El Valencia veía reforzado con este gol su plan de actuación pero el Espanyol no iba a entregarse tan fácilente. El equipo local trató de reaccionar pero Mariajo consiguió salvar un mano a mano frente a Kenti. Ahí, en la diferencia en la definición de dos acciones concretas se forjó la victoria de las valencianistas. Las jugadoras que vestían de naranja se dedicaban principalmente a defender su renta cuando asestaron su segundo zarpazo. Sara Monforte que volvía a la competición oficial tras su lesión a final de la temporada pasada consiguió hacer un gol olímpico. Era el minuto 37 y antes de que acabara la primera parte las valencianistas sentenciaron el partido con otro gol, en esta ocasión, obra de Carol. El Valencia había destrozado al Espanyol con un fútbol serio y práctico.

El inicio de la segunda parte confirmó la superioridad valencianista. Primero lo intentó Salo que envió un balón al poste y en el minuto 50, de nuevo Carol, hizo el 0-4. El Valencia jugaba a placer de las circunstancias. Los intentos vanos del Espanyol por maquillar el resultado ampliaban las posibilidades del equipo dirigido por Cristian Toro de salir al contragolpe y aumentar la diferencia en el marcador. El técnico argentino decidió mover el banquillo y salieron al campo Mari Paz y Claudia por Manu y Anita. Estos cambios son el ejemplo más evidente del salto de calidad que ha dado la plantilla del Valencia. Que salgan desde el banquillo dos jugadoras con la jerarquía de Mari Paz y Claudia con el partido ya resuelto es un dato más que significativo. Así pues, al Valencia le quedaba gestionar su magnífica renta. En el minuto 70 otros dos nuevos cambios incidían en la idea de que la plantilla de este año tiene recursos para aburrir. Dejaron el terreno de juego 'Trueno' y Monforte y entraron Leila y Aran. Al partido ya no le quedaba mucha más historia. Eso sí, antes de que el árbitro señalara el final Mari Paz hizo un soberbio golazo con una espectacular vaselina. El Valencia redondeaba el resultado y cumplimentaba una carta de presentación sólo al alcance de los equipos grandes de la Liga.

La euforia se podrá desatar o no pero el fin de semana de que viene, con la visita del FC Barcelona a Paterna, veremos hasta qué punto el Valencia está en disposición de soñar con pelear por algo más que acabar por debajo del Barça y el Athletic en Liga.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *