38 partidos con la absurda conciencia de ganarlos todos

El Valencia debuta dentro de un mes en el Pizjuán contra el Sevilla FC. Las primeras jornadas en Mestalla deben ser propicias para sumar de 3 en 3.


Como es habitual, la Ciudad Deportiva de Las Rozas, sede de la Real Federación del Fútbol Español, acogió el sorteo del calendario de la Liga. El equipo blanquinegro estuvo representado por el presidente Amadeo Salvo y el director deportivo Luis Cervera. También acudió al acto Salvador Gomar, delegado social del Valencia CF Mestalla, que recogió la Copa de campeón de Liga del grupo VII de la División de Honor Juvenil.  

El sorteo deja, para el club de Mestalla una puesta en escena de nivel cargada de morbo. El Sánchez Pizjuán será una buena piedra de toque para ver el grado de madurez del proyecto de Nuno. También puede servir para ajustar cuentas pendientes tras la semifinal europea de la temporada pasada como último gran precedente de una enemistad que tiene visos de permanecer en el tiempo. Después el Valencia se enfrentará a una serie de partidos, en principio benévolos: de forma consecutiva recibe en Mestalla al Málaga y al Espanyol visita Getafe y vuelve a jugar en Mestalla contra el Córdoba. Este inicio de Liga puede darle al Valencia la opción de sumar un buen número de puntos, un colchón para afrontar compromisos, aparentemente, más complicados. Como el de la jornada 6 frente a la Real Sociedad en Anoeta. Después, el primer fin de semana de octubre, se jugará el primer gran partido en Mestalla contra el Atlético de Madrid. El mes lo completará el Valencia viajando a A Coruña y recibiendo al Elche. El primer derbi regional de la temporada antecederá al segundo porque, una semana después, el Valencia jugará en el Madrigal contra el Villarreal. A continuación, a lo largo de noviembre, el equipo blanquinegro tendrá tres compromisos consecutivos complicados: recibe primero al Athetic en casa, después rinde visita al Levante en el Nou Estadi y acaba el mes con el Barça en Mestalla. Después, el Valencia tiene una serie de partidos, a priori, contra rivales asequibles: Granada fuera, Rayo en casa y ÉIbar en Ipurúa precederán el duelo contra el Real Madrid en el coliseo valencianista el 4 de enero. Para cerrar la primera vuelta el Valencia viajará a Vigo y recibirá al Almería.

El primer partido de envergadura de la segunda vuelta se disputará el fin de semana del 8 de marzo en el Calderón. Los derbis regionales se jugarán el 22 de marzo contra el Elche en el Martínez Valero y el 5 de abril contra el Villarreal en Mestalla. El derbi de la ciudad se disputará dos semanas después, el 12 de abril. El equipo blanquinegro rendirá visita a los dos colosos de la Liga el 19 de abril en el Nou Campo y el 10 de mayo en el Santiago Bernabéu. Finalmente, el Valencia acabará la Liga el fin de semana del 24 de mayo visitando Almería.     

Al no jugar competición europea el club de Mestalla pondrá toda su atención en la competición de la regularidad hasta diciembre cuando empiece la Copa que apenas dura dos meses en caso de llegar a la Final. El Valencia tendrá tiempo para preparar cada uno de estos partidos y tendrá que hacerlo como si fueran tesoros, como dice Nuno, "con la absurda conciencia de ganarlos todos".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *