Salvo: “La inversión de Peter Lim tiene una responsabilidad de 570 millones de euros”

Salvo hace un recorrido por el proceso de venta explicando que todas las complicaciones que se están dando entran dentro de lo normal en este tipo de transacciones y pide paciencia porque se puede alargar hasta el 15 de agosto.


Amadeo Salvo compareció ante los medios de comunicación tras la presentación del nuevo entrenador Nuno Espírito Santo para hacer un ilustrativo resumen del proceso de venta y responder a tantas preguntas como se le formularan. El presidente del Valencia advirtió al principio que él no tenía  prisa y la rueda de prensa se extendió por espacio de más de hora y media. Amadeo Salvo empezó su alocución diciendo que la venta del Valencia "va bien" y  comenzó el relato de los hechos desde el día 17 de mayo cuando la Fundación eligió a Mériton como oferta ganadora para comprar el Valencia. Salvo explicó, en primer lugar, que este tipo de ventas entre grandes empresas son procesos complicados y que en el caso del Valencia se añade, además, el condicionante de que a la Fundación no se le pueden pedir garantías por su naturaleza "aunque sí que se puede dar seguridad jurídica", un concepto que se repetiría a lo largo de la exposición, al igual que el "confort". Salvo comentó que la oferta de Mériton elegida por la Fundación tenía una quita sobre la deuda del 28% pero Bankia "por sus condiciones especiales" estaba obligada a refinanciar. El presidente quiso poner énfasis en el hecho de que los datos del acuerdo de refinanciación no pueden trascender porque son confidenciales pero que se desvelarán cuando alguien lo reclame en la Junta de Accionistas. El presidente sí que anunció que en este acuerdo entre Mériton y Bankia se reestructura la deuda y una parte de ella se hace a cargo de los beneficios del club. También habló de que posiblemente haya habido una quita financiera. El relato de los hechos continuó con el envío de informe de Price a la Fundación "bastante lógico y al que nosotros añadimos unas cláusulas". Unas cláusulas que, como desveló el presidente no agradaron en exceso a Mériton que devolvió el contrato. La Fundación valoró las peticiones de Mériton "cosas normales" y le volvió a remitir el contrato sin las cláusulas.

Las contingencias

Paralelamente y según Amadeo Salvo, los hombres de Lim auditan las cuentas del club "para adelantar el trabajo y surgen cuatro contingencias:

1. NewCoval: Amadeo Salvo aseguró que el problema está cerca de solucionarse. Dijo que la carta que envió Bankia a Mériton no era la que pedían los singapurenses "pero tiene su lógica y su sentido". Salvo reconoció que la imposibilidad de dar garantías a Mériton en este asunto era responsabilidad del Valencia tal y como señaló la entidad financiera en su escrito. Manuel Llorente envió una carta en la que el Valencia sí reconocía el contrato con NewCoval. Así pues, el club ahora ha reaccionado y ha remitido otra carta al banco y a Mériton diciendo lo contrario. Por eso existen posibilidades que en los próximos días el tema de NewCoval "está cerca de la solución".

2 Demanda de Andrés Sanchis: El presidente alabó la figura de Andrés Sanchis que había mostrado su absoluta disponibilidad para que retirar su demanda sobre la ampliación de capital. Este tema se da por solucionado.

3. Reclamación de la UE: Este es un tema más complejo porque nadie puede dar garantías al respecto "lo vamos a solucionar pero lleva su tiempo". La estrategia pasa por darle "confort jurídico" al magnate singapurense.

4. Porxinos: Según Amadeo Salvo es el tema de más difícil resolución. El proceso de anulación del PAI está en el Tribunal Supremo por lo que ya no cabe ningún recurso. Aunque "el Valencia CF no es el responsable no hubo pública concurrencia, no había agua…". El presidente del Valencia señaló al agente urbanizador como causante de tamaño desaguisado y reconoció que a Lim "no se le puede firmar nada pero se le puede dar confort".

Aclarados estos puntos por los que el proceso se está dilatando Amadeo Salvo explicó que, en cualquier caso, esto "es buenísimo para el Valencia. Vamos a saber dónde estamos. Están expertos trabajando en el club se están solucionando los temas pendientes de años".

Amadeo Salvo también pidió a Bankia "encarecidamente" que remitiera todos los contratos del acuerdo al que había llegado con Mériton a la empresa de Singapur. Aunque sea un contrato privado y confidencial en función de él se hará el documento de compra-venta entre Mériton y el Valencia "todo va condicionado".

Por último, Amadeo Salvo, para darle valor a la oferta de Peter Lim en el Valencia se apoyó en un documento del Ministerio de Economía en el que se especificaba que la inversión en la Comunidad Valenciana en el último año había sido de 165 millones de euros "y el señor Lim va a poner una inversión directa de 200 millones de euros, no sé dónde nos creemos que estamos ni con quién hemos empatado. Hay veces que no sabemos valorar las cosas y por eso somos cada vez más pobres".

Las cifras del acuerdo y las condiciones de Lim

Según el presidente del Valencia Peter Lim libera de golpe los 94 millones de euros de la deuda de la Fundación . Respecto a la deuda refinanciada del Valencia con Bankia Salvo confirmó que Lim la avala con su garantía personal ilimitada. También apuntó que Lim da un préstamo al Valencia de 100 millones con un interés mínimo del 2% porque sin interés, como se anunció en un primer momento, es ilegal. Así, las cuentas que expuso el presidente son: 100 millones para la Fundación, 100 del préstamo,  130 del estadio y 230 millones de la deuda con Bankia "es una inversión con una responsabilidad de 570 millones de euros". El presidente aseguró que nunca en la provincia de Valencia "se ha hecho una transacción tan grande. Mériton paga 100 millones por unas acciones que la CNMV ha dicho que no valen nada y le pegamos una patada en el culo".

A continuación, Amadeo Salvo explicó cómo, en un momento de la negociación, cuando Lim recibe el requerimiento de NewCoval y  la cláusula de penalización de la Fundación que se eliminó rápidamente, el magnate asiático decidió imponer sus condiciones. En primer lugar pide acabar el estadio con el arquitecto que él quiera, y no asume las cláusulas de tener que presentar un plan de marketing,  el desarrollo del fútbol femenino y de los jóvenes y prescinde de la cláusula que le obliga a estar cinco años en el club. Sí que se conserva la cláusula de derecho preferente de venta de acciones a los minoritarios y acabar el nuevo estadio antes del centenario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *