La hora de las salidas

Independientemente de que se venda el club o no, el Valencia debe ir aligerando la plantilla si no quiere encontrarse con más de 30 futbolistas el lunes que viene, primer día de pretemporada.


El club está paralizado a la hora de ejecutar cualquier operación debido al traspaso de poderes pero sorprende que no haya un mínimo consenso entre los que probablemente entren y los actuales responsables de la dirección deportiva. Hay una serie de jugadores que parece que han acabado su ciclo en el Valencia sí o sí. Siempre cabe la posibilidad de que el proyecto de Lim y de Mendes cuente con Rami, Banega o Cissokho, futbolistas a los que, en principio, se les iba a buscar salida. Sin embargo todo apunta a que, simplemente, no ha llegado ninguna oferta mínimamente interesante por ellos. Lo que es evidente es que el Milán no ha ejecutado la opción de compra de Rami que estaba valorada en 7 millones de euros y que Newell's tampoco la suya por Banega de 12 millones.

El caso de Guardado con el Bayer Leverkusen es el mismo que los dos anteriores con la importante salvedad de que el mexicano ha disputado el Mundial y su cotización está en alza. Incluso el equipo alemán que descartó pagar los 8 millones de euros estipulados en la opción de compra podría estar replanteándose llegar a esas cifras. Tampoco se sabe nada de Jonas y Vinícius, otros dos jugadores cuya salida es más que probable y que ocupan plaza de extracomunitario. El primero abandonaría el club traspasado y el segundo en calidad de cedido. También habrá que ver cuáles son las intenciones del Valencia con respecto a  Jonathan Viera aunque el jugador canario haya expresado su deseo de jugar en el equipo blanquinegro.  

Eso sí, hay operaciones que parecen cerca de cristalizar. Guaita interesa a la Real Sociedad y Víctor Ruiz puede salir cedido al Espanyol a cambio de que el conjunto perico se haga cargo de la ficha. Pero todo depende de que se ponga en marcha el poder ejecutivo o de que Pizzi o Nuno estén dispuestos a entrenar a más de 30 futbolistas sin contar con los del filial que deben viajar a Alemania. En el club, en cualquier caso, descartan retrasar la pretemporada.

 El único que hasta el momento ha abandonado el Valencia es Dorlán Pabón. El futbolista colombiano lleva más de un mes entrenando con el Rayados de Monterrey, su club de procedencia antes de llegar a la capital del Túria. Las cifras del traspaso de ida y  vuelta dejan un balance negativo para el Valencia de 2,5 millones de euros. No es un buen precedente para un operación salida que urge.     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *