Una plantilla infinita

Mucho se habla de los fichajes que van a llegar de la mano de Peter Lim pero lo cierto es que el Valencia tiene actualmente 34 jugadores en plantilla y hay alguno del filial llamando a las puertas del primer equipo.


Pizzi comentó recientemente en rueda de prensa que el hecho de no disputar competición europea el año que viene aliviaba las necesidades de contar con una plantilla profunda. También, valoró como apropiado disponer de "16, 18 ó 20 futbolistas que se completan con jugadores de la casa". Dado que el Valencia tiene actualmente 34 futbolistas en plantilla, parece obvio que habrá que reestructurar el vestuario. Así pues, conviene analizar las posibilidades de cada uno de ellos de formar parte del Valencia CF 2014/2015

FIJOS

Diego Alves (2015): Las negociaciones para su renovación están avanzadas aunque el guardameta brasileño estaba esperando que se resolviera la situación del club. Ahora no debería haber ningún problema para que el contrato se prorrogara.

Otamendi (2018): Se especuló con la posibilidad de que Otamendi nunca vistiera la camiseta del Valencia y que el club de Mestalla lo vendiera tras el Mundial. Sin embargo, con la inyección económica del nuevo propietario, Otamendi se convierte en una pieza clave del proyecto. Lo sería en cualquier equipo.

Juan Bernat (2015): Su situación es parecida a la de Diego Alves aunque, de momento, parece que ha tenido menos feeling con el club a la hora de negociar la renovación. Cabría la posibilidad de que alguien pagara los 20 millones de euros de su cláusula de rescisión aunque Bernat ha declarado que su intención es seguir "en el club de sus amores"

Gayá (2018): El futuro es suyo. El club no contempla la posibilidad de cederle pese a su juventud. Su grado de madurez es óptimo para formar parte de la primera plantilla. Ya se prescindió de Guardado en invierno para ascenderle desde el filial.

Mathieu (2017): Parece que la voluntad del jugador es la de quedarse en el Valencia. A partir de ahí, todas las ofertas que lleguen serán descartadas. Se ha convertido en un baluarte del equipo.

Keita (2014): Acaba contrato este verano. El club quiere renovarle y él parece que quiere continuar en el Valencia. Depende de la decisión del malíense estar o no el año que viene.

Javi Fuego (2016): Ha demostrado ser un futbolista de club, un futbolista eminentemente útil. Aceptaría un rol secundario y aporta sentido común al vestuario.

De Paul (2019): El joven argentino ha sido fichado para formar parte de la primera plantilla. Se han pagado algo menos de 5 millones.  

Feghouli (2016): Aunque demuestra su potencial a ráfagas es uno de los futbolistas con mayor proyección de la plantilla. Declaró en rueda de prensa que, ahora que empiezan los rumores, todo el mundo tiene que tener claro que él se queda.

Parejo (2016): Su gran temporada ha llamado la atención de muchos clubes y por eso el Valencia lo quiere retener. Su cláusula de rescisión, de cerca de 40 millones de euros, es prohibitiva.

Alcácer (2016): Es el nuevo ídolo de la afición valencianista. Ha demostrado sobradamente estar al nivel de los mejores delanteros jóvenes de Europa. Todavía tiene mucho que aprender pero lo hará en el Valencia. El club se plantea renovarle para evitar la tentación de que alguien pague su cláusula de 18 millones de euros. Dada su juventud y su potencial no sería extraño

PROBABLES

Míchel (2015): Podría aplicársele el mismo comentario que a Javi Fuego pero su rendimiento en el campo ha sufrido más altibajos. Si no hay overbooking con los fichajes tiene sitio en el Valencia.

Pereira (2015): En principio, los dos laterales derechos continuarán. Sin embargo, el hecho de que Joao acabe contrato el año que viene y que se muestre en el escaparate del Mundial, puede hacer que llegue alguna oferta por él. Su rendimiento este año ha sido más irregular. En cualquier caso, quiere quedarse en el club.

Barragán (2015): Ha mejorado sus prestaciones esta temporada y el club debería renovarle o venderle. Si continúa su evolución y se va gratis en el verano de 2015 el Valencia habrá hecho un mal negocio.

Vezo (2018): Se contempla la posibilidad de que salga cedido aunque lo poco que ha jugado ha demostrado que puede cumplir como cuarto central de la plantilla. Su continuidad depende de los fichajes que se hagan en el centro de la zaga.

Oriol Romeu (2014): El Valencia se sentará a negociar con el Chelsea porque Pizzi ha mostrado su interés porque continúe. El equipo inglés negociará con la limitación que supone que Oriol termine su contrato con ellos en 2015. Si el precio es razonable el Valencia lo fichará.

Carles Gil (2016): Ha completado su formación en el Elche con nota. Es un jugador de la casa que encaja con el espíritu Gloval. Deberá convencer a Pizzi en pretemporada.

Fede (2017): Se habla de que puede salir en calidad de cedido y es una posibilidad que dependerá de los jugadores ofensivos que se traigan. En cualquier caso ha contado con la confianza de Pizzi que siempre habla bien de él.

Vargas (2014): Su principal aval es el técnico argentino que lo ha calificado como "uno de los mejores delanteros del mundo". Lo cierto es que no lo ha demostrado. Si el Nápoles no pide demasiado dinero (lo fichó por 18 millones) el club hará un esfuerzo por complacer a su entrenador.

Piatti (2016): Este año ha demostrado que es un jugador muy aprovechable. Además, no hará ruido en caso de no ser titular.

Jaume: El portero del filial cumple 24 años en noviembre. Si continúa en el Mestalla no podrá jugar con el primer equipo. Ha realizado una gran temporada y si se va Guaita será el segundo portero de la primera plantilla.

IMPROBABLES

Guaita (2015): Elegido Diego Alves y dado que acaba contrato el verano que viene el club intentará hacer algo de caja. No ha tenido un buen año y eso le ha devaluado aunque el Arsenal, en septiembre, presentó una oferta irrisoria. Parece que el jugador se quiere quedar por lo que se puede dar una situación complicada.  

Víctor Ruiz (2016): Si llega Garay el Valencia tendrá que hacer hueco en el centro de la zaga y Víctor Ruiz no ha llegado a romper en el gran futbolista que apuntaba ser.

Ricardo Costa (2015): Tiene cartel internacional y una cuenta pendiente con el club porque lo intentaron vender a última hora en el pasado mercado de invierno. El hecho de que acabe contrato la temporada que viene y que sea el sueldo más alto de la plantilla le abre la puerta de salida. El jugador ha insistido en que tiene contrato, es el capitán y se siente identificado con el club. Veremos.

Jonathan Viera (2017): Al igual que muchos de sus compañeros dispondrá de la pretemporada para seducir a Pizzi con su fútbol. Lo cierto es que en el Rayo ha tenido muchas oportunidades y no ha conseguido hacerse con el puesto de titular indiscutible. Aún así sigue siendo un jugador con potencial por lo que puede volver a salir cedido.

Jonas (2015): Está en una situación muy similar a la de Ricardo Costa con el hándicap añadido de que es extracomunitario. Es un jugador por el que se puede conseguir dinero y acaba su contrato con el Valencia el próximo verano. Al igual que el capitán del Valencia asegura que quiere cumplir su contrato.

Vinícius Araújo (2019): Casi, casi, podría engrosar la lista de descartados. Los más seguro es que el club busque una cesión. Su proceso de adaptación ha sido muy lento y Pizzi no confía en él. Ocupa plaza de extracomunitario y la previsión de que llegue algún delantero de la mano de Lim le tapa cualquier posibilidad.

DESCARTADOS

Guardado (2016): El Leverkusen no ejercerá la cláusula de compra de 7 millones. Es un futbolista consistente y que garantiza regularidad. Sin embargo en su posición está Gayá y Bernat. Además, es un futbolista cotizado por lo que se prevé ingresar dinero con su venta. También es extra comunitario.

Rami (2015): Acaba contrato en junio del año que viene y por eso el club negociará en desventaja su venta. Igualmente se prevé que haya equipos que lo quieran. En el Valencia tiene imposible su continuidad después de que Amadeo Salvo le apartara del equipo a principio de temporada.

Philippe Senderos (2014): Un futbolista honrado que ha cumplido cuando ha jugado. Su rendimiento se ha visto afectado por las lesiones. Se le contrató como solución de urgencia en el último minuto del mercado de invierno. Ahora que hay tiempo y dinero parece que no tiene sitio en el equipo.

Cissokho (2016): Es el mismo caso que Guardado. El lateral izquierdo del Valencia tiene nuevos inquilinos y el francés conserva prestigio internacional por lo que se puede ingresar dinero por su venta.

Banega (2015): El club espera como agua de mayo que Banega se revalorice en el Mundial. Como con Rami la posición negociadora del club es débil porque acaba contrato. Pero al igual que con el francés es prioritario buscarle salida.  

Pabón (2017): El año que viene estará cedido en el Sao Paulo pero parece ser que al equipo brasileño no le entusiasma la idea. Por eso, si llega una oferta se venderá al jugador con el beneplácito de Doyen.

Postiga (2015): En su día se dijo que la opción de compra que tenía la Lazio era obligatoria pero ahora parece ser que no es así. En cualquier caso, por poco dinero que llegue, Postiga tiene los dos pies fuera del proyecto del Valencia.

OTROS:

Portu: Su tiempo en el Mestalla parece que ha llegado a su fin. Necesita evolucionar. Si no da el salto al primer equipo se le debe buscar una cesión, a ser posible, en un equipo de Primera.  

Rober: Al igual que Portu está maduro futbolísticamente para probarse en un equipo de superior categoría. La pretemporada le debe servir para ganarse un puesto en la primera plantilla. Si no convence a Pizzi debería salir cedido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *