Quince votos, quince

Los 22 patronos de la Fundación se reúnen en Junta General para decidir a quién se vende la mayoría accionarial del club. Una de las cuatro ofertas deberá obtener dos tercios de los votos para que el proceso llegue a buen puerto


El devenir de la entidad más relevante de la Comunidad Valenciana se decide, a partir de las 11.00 de la mañana, en el Hotel Valencia Palace. Los 22 patronos de la Fundación del Valencia CF se reúnen para votar entre las 4 ofertas presentadas para comprar la mayoría accionarial del club.

En principio, se había diseñado un proceso de venta por el cual el ofertante debía comprar las acciones de la Fundación (el 70% de la sociedad) y enjugar la deuda que el Valencia CF mantiene con Bankia por valor de 220 millones de euros. Para ello, se creó una Comisión Gestora en la que estaban representados las cuatro partes del proceso: Valencia CF, Fundación, Bankia y Generalitat, estos últimos, en calidad de avalistas de la deuda de 90 millones que mantiene la Fundación con el banco por las acciones. Sin embargo, la falta de acuerdo y la imposibilidad de encontrar un candidato de consenso ha provocado que ambos conceptos, deuda de la Fundación y deuda del club, queden desligados. La situación, por eso, es bastante compleja.

En primer lugar, los patronos de la Fundación deben elegir por mayoría de dos tercios para definir a quién le venden el club y es posible que no se llegue a un acuerdo. El sistema de votaciones se decidirá en la propia junta aunque está previsto que se hagan rondas eliminatorias hasta que sólo queden dos candidatos. En la final, una de las candidaturas deberá obtener, al menos, 15 votos de los 22 patronos. No será fácil llegar a este punto.

En segundo lugar, en el supuesto de que se elija a un ganador se abre un abanico de posibilidades en función de quién sea la oferta elegida. Aunque sobre el proceso de venta pesaba el imperativo legal de la confidencialidad, a la vez que se depositaban los sobres cerrados de la ofertas en la notaría de Ana Julia Roselló, se filtraban los nombres de los candidatos. Un mes y medio después, de las siete ofertas iniciales. sólo quedan cuatro competidores en liza: Wanda, Lim, Cerberus y Zolotaya Zvezda. Todas las informaciones le dan el favoritismo a Lim porque, supuestamente, su oferta por el paquete accionarial de la Fundación es la más elevada. Sin embargo, ofrece una cantidad menor de la que ofrece Cerberus y los rusos por la deuda de Bankia. Esto provocaría que, en caso de ser elegido, el magnate de Singapur tuviera que negociar directamente con la entidad financiera. Del resultado de este encuentro podría derivarse, incluso, que a Peter Lim dejara de interesarle comprar el Valencia por tener que enfrentarse a un embargo o a un concurso de acreedores. Porque una cosa es decidir a quién se vende el club y otra, que la persona o empresa elegida decida comprarlo. Otra opción es que se elija una oferta que sí satisfaga los deseos de la entidad financiera pero no sea del agrado del actual presidente del Valencia CF. En ese caso, probablemente, también habría conflicto porque Amadeo Salvo ha conseguido en este tiempo aglutinar un respaldo social sin precedentes.  

De nuevo, a través de las filtraciones, se han ido conociendo las intenciones de unos y de otros. Así, sabemos que Cerberus está representado por un grupo de empresarios valencianos entre los que destaca el abogado Manuel Broseta. Además, como director deportivo, llevan a David Albelda. Cerberus es la favorita de Bankia porque participa en otros negocios con la entidad financiera. De los rusos se sabe que el director deportivo será Javier Subirats y, en los últimos días, se ha informado de que Amedeo Carboni tendría un cargo en el consejo de administración. Respecto a Peter Lim, desde enero es público y notorio que tiene en su propiedad a una serie de futbolistas que podrían recalar en el Valencia. Son los jugadores del Benfica Rodrigo, André Gomes y Garay. En principio, es la oferta que daría continuidad a la actual estructura del club. Por su parte, de la oferta de Wanda han trascendido menos datos aunque el presidente Wang Jianlin es una de las personas más ricas del mundo, realiza operaciones inmobiliarias y tiene varios proyectos de inversión en canteras de clubes de Europa.

No es fácil resumir cómo se ha llegado a esta situación. Por no viajar a 1992, fecha en la que el Valencia se convirtió en Sociedad Anónima, nos situaremos en 2009, cuando se realizó la última ampliación de capital. En aquellos tiempos, para evitar que el club quedara en manos de Dalport, empresa que se había hecho con el control accionarial con fondos de dudosa solvencia, se decidió realizar una ampliación de capital. Este proceso fue abortado de manera abrupta en previsión de que no se completara la compra de acciones. La solución fue que las asumiera la Fundación por medio de un crédito de 90 millones concedido por Bancaja y avalado por el Instituto Valenciano de Finanzas. Después, se comprobó que la Fundación era incapaz de pagar el crédito: no generaba dinero y corría el riesgo de incurrir en asistencia financiera si conseguía el capital por medio del club. Por otro lado, Bancaja quedó reconvertida en Bankia. La situación, con el paso del tiempo se enquistaba hasta que ha derivado en el actual proceso de venta. En medio, Llorente se limitó a pagar los intereses de la deuda del club con Bankia y la Fundación hacía lo propio con los intereses de su deuda pero con muchas más dificultades. La realidad financiera del Valencia, igualmente, tenía que reventar en algún momento. La llegada de Aurelio Martínez y de Amadeo Salvo y su proyecto de refinanciación de ambos créditos se encontró con la negativa de la entidad financiera que resolvió vender el club para capitalizar ambas deudas. Hoy se elegirá a la persona o empresa que se hará cargo de la deuda de la Fundación, la del club, veremos cómo se resuelve.

Todo queda a expensas de la decisión del Patronato. La Fundación está formada por 22 patronos, 10 institucionales: Generalitat Valenciana/Mateo Castellà; Diputación de Valencia /Miguel Bailach; Ayuntamiento de Valencia/Cristóbal Grau; Cámara de Comercio/José Enrique Silla;  Feria Valencia/Lluís Martí; IVAM/Rafael Ripoll; Agrupació de Penyes Valencianistes/Blas Madrigal; Asociación Futbolistas Valencia CF/Fernando Giner; Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana/Vicente Muñoz y Confederación Empresarial Valenciana/Salvador Navarro (formalizó su nombramiento en abril). 11 patronos de libre designación: Aurelio Martínez/presidente; Salvador Belda/vicepresidente deportivo; José Luis Zaragosí/vicepresidente sociocultural; Francisco Blasco/secretario; Mª Isabel Farinós; Isidro López; Juan Mercé; Alberto Peñín, Eva Turanzo; Héctor Villalba y José Viña. Por último está el patrono que aporta el Valencia CF que es el presidente Amadeo Salvo. Para llegar a alguna resolución de la oferta ganadora deberá reunir al menos 15 votos de estas 22 personas. 15 votos, 15. Que Kempes reparta suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *