Las lágrimas del capitán

Ricardo Costa llora en sala de prensa al recordar que anoche, tras el partido, sólo habló para consolar a su hijo. EL central portugués ha señalado que son momentos “complicados porque costó mucho”


La Ciudad Deportiva de Paterna era esta mañana lo contrario a una fiesta. Todas las lecturas positivas que se puedan hacer del partido, el excelente rendimiento del equipo y la sobrecogedora muestra de valencianismo por parte de la afición, son elementos que paradójicamente ahondan en la herida. Eso lo sabe y lo siente Ricardo Costa que salió a la sala de prensa en su condición de capitán del equipo para dar las explicaciones pertinentes. El portugués expresó de la manera más gráfica posible el pesar del vestuario. Preguntado por si dio consuelo a sus compañeros tras el partido, Ricardo Costa ha reconocido que ayer "no tenía ganas de hablar con nadie sólo hable con mi hijo porque estaba llorando…" y, en ese momento al central portugués se le ha roto la voz y, con lágrimas en los ojos, ha conseguido hilar un discurso "son momentos complicados, que costó mucho… firmé el contrato aquí para conseguir un título… pero así es la vida y seguro que en el futuro va a haber alegrías". Poco a poco Ricardo Costa se ha ido recomponiendo "tenemos jóvenes con mucha calidad y con la grandeza que tiene la afición y toda la gente que trabaja para ser mejor pienso que se pueden conseguir los objetivos que son conseguir un título".

El capitán del Valencia había comenzado la rueda de prensa haciendo un repaso de lo sucedido anoche "es duro por todo lo que englobaba al partido. Los momentos que antecedieron al encuentro, la afición, los niños, los medios de comunicación, nosotros, los empleados del club, teníamos mucha ilusión de hacer las cosas perfectas. Porque ayer todo tenía que salir perfecto. Conseguimos hacer del Sevilla un equipo normal. Es duro tener el pase en la mano y en diez segundos pierdes la oportunidad de disputar una Final europea. Para todos los aficionados, los jugadores y los que trabajan en las oficinas era un momento único, un momento que podíamos celebrar todos juntos en un año complicado".

El futbolista portugués ha desvelado cómo vivió la plantilla el partido "estuvo todo muy bien pensado y muy bien estructurado. En el descanso la gente estaba muy contenta y muy metida para conseguir el objetivo del 3-0 y continuar para hacer el cuarto. Hicimos el 3-0 y ahí sí, ya estamos, todo el mundo lo sentía. Hablé con compañeros advirtiéndonos de los peligros que podían venir, del árbitro y… en un saque de banda, donde normalmente no hay oportunidades de gol… y en dos toques te hacen el gol. No tuvimos la estrella para ir a Turín".

Preguntado por los periodistas Ricardo Costa ha hecho balance de la temporada "ha sido un año atípico, sin estabilidad El equipo cambió al míster, cambió jugadores y el equipo estuvo mejor en competitividad, fuimos más consistentes. Cuando una temporada empieza con muchos cambios es necesario tener estabilidad". Y ha querido enviar un mensaje de optimismo de cara al futuro  "tenemos mucha cantera, jugadores valencianos que son muy buenos, Bernat Gayá y muchos más que están casi en el primer equipo y la unión hace el grupo y la victoria el secreto está en formar un grupo sólido cerrado y con la misma filosofía de siempre y no cambiar tanto como se cambia".  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *