Viva la fiesta

Hay que hacer memoria para recordar una jornada de tanta alegría desatada. Jugadores y afición en comunión perfecta celebraron una remontada histórica.


La locura invadió Mestalla y no era para menos. Nunca en la historia el equipo había remontado una eliminatoria tan adversa en Europa. El partido fue un derroche de energía por parte de los jugadores y de los aficionados y cuando acabó el encuentro todos ellos lo celebraron por todo lo alto. La fiesta empezó en el terreno de juego cuando el colegiado señaló el final de la prórroga y el marcador reflejaba un contundente 5-0. El cuerpo técnico lo celebraba en la banda y los jugadores se pasearon por todo el campo dando las gracias a la afición y recibiendo el reconocimiento de la grada. Nadie se movía de su asiento en Mestalla.

Pero la gente quería más y en la Avenida Suecia se concentró un buen número de seguidores valencianistas. Los jugadores, como no podía ser de otra manera, salieron al balcón para seguir disfrutando de la gesta lograda. Uno de los protagonistas principales fue Paco Alcácer que, a sus 20 años, vivió su mejor noche como profesional. También hubo cánticos para pedirle a Keita que se quedara en el club. El jugador africano ha calado hondo en la afición valencianista. Los jugadores, cantaron y saltaron al ritmo que imponían los miles de aficionados concentrados. Fue una noche inolvidable que entronca con la exitosa historia de un club que necesitaba una victoria así desde hacía mucho tiempo. Ahora queda jugar las semifinales y ganarla para poder repetir el ambiente vivido anoche en Turín. Pero de momento, ya nadie le quitara a la afición del Valencia lo bailado y lo cantado. Viva la fiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *