Sin equipo no hay estadio

Mériton mantiene un grupo de trabajo para rediseñar el nuevo estadio pero la operación no se ejecutará hasta que el plan deportivo se estabilice.


Cuando Peter Lim, a través de Mériton, compró la mayoría accionarial del Valencia CF a la Fundación se comprometió verbalmente y ante notario a terminar el nuevo estadio de la Avenida de las Cortes. Es un promesa que los actuales dirigentes del Valencia CF tienen voluntad de cumplir aunque ahora no es un tema prioritario. Los dirigentes del club blanquinegro consideran que no es razonable plantearse el cambio de estadio en un momento de depresión deportiva. 

Ahora, todos los esfuerzos de la directiva van encaminados a que el equipo reconduzca la situación y se establezca en la élite europea. Sólo en una situación de bonanza futbolística tendría sentido emprender el cambio de escenario. Mériton creó un grupo de trabajo que sigue rediseñando el nuevo coliseo valencianista. Una vez se hayan encontrado las mejores soluciones, la directiva del Valencia iniciará las obras sólo si se considera que el proyecto deportivo se ha estabilizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *